sábado, 9 de enero de 2016

Fines comerciales

FOTO: Miguel Ángel Russo hizo un balance
del "polémico" torneo de los 30.

En enero del año pasado, eran más las dudas que las certezas sobre la idea propuesta de llevar adelante un torneo de 30 equipos en el círculo de privilegio en la vecina orilla. La idea de Julio Humberto Grondona, histórico dirigente de la Asociación del Fútbol Argentino, fallecido hace poco menos de dos años, salió a la luz por el apoyo de la mayoría de los clubes, sin embargo tras la primera experiencia son incontables los pedidos para volver al formato tradicional de 20 cuadros.


Lo que más seducía a las instituciones era una mejora en los ingresos, más precisamente una mayor y mejor venta de los espectáculos deportivos para la televisación. De todas maneras hubo un debe a nivel futbolístico, y así lo reconocen diariamente varios protagonistas directos del mencionado campeonato en cuestión.

Así como a nivel de infraestructura la mayoría de los participantes tenía con que “defenderse”, no era lo mismo enfrentar a San Lorenzo, o al campeón Boca Juniors, que ser rival ocasional de Crucero del Norte, Sarmiento de Junín o San Martín de San Juan.

En la cancha hay 11 jugadores en un lado y la misma cantidad en el otro. Durante 90 minutos puede suceder cualquier cosa, pero cierta lógica se terminaba cumpliendo. Vélez Sarsfield tuvo que ir de punto en varios cotejos. Miguel Ángel Russo armó un plantel con una base juvenil, por razones económicas, y le jugó en contra. “Fue una barbaridad”, señaló con contundencia el entrenador nacido en Buenos Aires, a Opinar. “Lo ideal es tener entre 20 y 22 clubes en cada divisional”, reconoció.

Tras culminar su pasaje por el conjunto de Liniers, el exfutbolista se toma un respiro. “Fue desgastante, pero hoy en día es todo así en el fútbol. Por eso es fundamental estar bien y preparados al momento de llevar a cabo los desafíos”, destacó.

Russo, director técnico desde su retiro de las canchas (1989), es uno de los tantos profesionales que exige más y mejor competencia. Solo que propone que exista un término medio y no llegar a las modificaciones que hubo. Sobre todo porque es clave ser preciso en la elección de nombres y el armado del equipo para estar muy poco tiempo detrás de la línea de cal. “El tema económico nos priva de muchas situaciones. Vivimos atentos a esas cuestiones. En Argentina necesariamente buscan un espacio importante para que los chicos de formativas se muestren cada vez más, entonces cuando uno toma un plantel con tantos jóvenes el tiempo apremia”, indicó el ex Rosario Central y Estudiantes de La Plata.

Los muchachos crecieron muchísimo, pero llegó un momento en el que no lograron destacarse. Fijate que ahora el plantel es el mismo de la temporada pasada, con el aporte de muchos refuerzos de jerarquía”, agregó.

El fútbol de hoy en día y las ideas que no prosperan terminan jugando en contra. “Es ahora cuando vuelve la discusión de recién y aparece la exigencia de resultados y también queremos todo rápido, y te repito, falta tiempo”, manifestó al respecto el entrenador campeón de América en el año 2007.

A un año del sueño cumplido por Grondona, en la AFA buscan la manera –luego de la eleccion de autoridades o vaya uno a saber cuándo–  la forma de volver a lo de antes y no volver a ver una tabla de posiciones de 30 instituciones. “No me sorprendió nada, era desparejo por donde se lo mirara. Se perdió competitividad y en definitiva no terminó ayudando a nadie”, sentenció por último Miguel Ángel Russo.


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario