martes, 8 de diciembre de 2015

Una mancha más al tigre


La presencia de una ambulancia para asistir a un profesional o asistente, directo o indirecto, dentro de un espectáculo deportivo se viene discutiendo hace mucho tiempo. Sin embargo, las respuestas parecen ser las mismas y las soluciones parecen no asomarse.


Hoy le tocó a Nicolás Pirez de Rampla. El zaguero disputó una pelota con uno de los atacantes de Miramar Misiones y se llevó la peor parte. No solo porque la patada le generó un esguince de grado 3, que en principio parecía una fractura, sino que tuvo que esperar más de 30 minutos para que una ambulancia se lo llevara del Estadio Nasazzi.

Los médicos me dijeron que le agradezca a Dios porque no saben cómo no me termino quebrando”, contó el ´Chino´ a Opinar en las últimas horas.

Tal vez quedará como un dato para la anécdota, pero más allá de la preocupación, el elenco picapiedra no lo tendrá en las finales del primer semestre de la temporada ante Cerro Largo.

Hugo Pilo, asistente técnico ramplense, dialogó mano a mano con Opinar y expresó su malestar por la situación que tuvo que vivir el ex Torque: “Me parece lamentable que en este tipo de espectáculos con profesionales no haya una ambulancia, por lo menos estacionada afuera

De todas formas, nosotros contamos con un cuerpo médico muy bueno, conformado por dos tipos jóvenes, eficientes y laburadores que se portaron de maravilla siempre”, expresó por último con cierta sensación de alivio.

El futbolista se retiró en silla de ruedas, con sensaciones encontradas, pero sabiendo que en las próximas horas iniciará la recuperación correspondiente.


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario