martes, 15 de diciembre de 2015

Luis Barbat: “Los líderes de los equipos no se inventan”

FOTO: El Tanque Sisley - Oficial.

Entre el recuerdo y la actualidad. Luis Barbat celebra el decimoprimer aniversario de la obtención del Campeonato Uruguayo 2004 con el Danubio Fútbol Club, el gol de Diego Perrone en la hora y varios hechos más. Pero tampoco dejó de lado su temporada como entrenador de arqueros en El Tanque Sisley e hizo un balance sobre la misma.


Opinar charló con el exguardameta, quien se subió a la máquina del tiempo y se bajó en este presente que lo tiene vinculado desde siempre a la pelota.

-¿Qué tan presente tiene el recuerdo de ese logro alcanzado con la franja?

Bastante, fue el segundo logro más importante para el club, después del de 1988, además le ganamos a un grande en una final, eso parecía difícil en ese momento.

-Si había una forma “esperada” de ganar, ¿fue de la forma en la que se terminó dando?

No tengo dudas, fue especial por donde se lo mire. Si no era así, un equipo de los llamados chicos no le podía ganar a Nacional o Peñarol. Más aún porque ese año tuvimos la suerte de ganar tres campeonatos de tres, porque nos quedamos con el Torneo Clasificatorio, el Clausura y la Tabla Anual, pero me parecía rara la chance de disputar una final porque Nacional solamente había obtenido un Apertura.

-Muchos recuerdan tal vez a los delanteros o a los habilidosos, pero otros lo tienen muy bien en su memoria a usted porque incluso ese año tuvo un rendimiento regular. ¿Fue uno de sus mejores años como profesional?

Sí, fue espectacular porque primero no me esperaba llegar a un club de la talla de Danubio y luego porque se fueron dando un montón de cosas como la citación a la selección con Juan Ramón Carrasco. Fue la mejor forma de coronar mi carrera, más con 36 años.

-¿Cómo llevó el papel de referente?

Los líderes de los equipos no se inventan, ni se implantan. A pesar de la juventud de ese grupo no se necesitaba la voz de mando de alguien, los futbolistas eran muy maduros y el entrenador (Gerardo Pelusso) fue excelente. Por algo ganó lo que ganó en todo este tiempo.

-¿Cuánto tuvo que ver Pelusso en ese plantel?

Imaginate. Ahora capaz que hablamos con el diario del lunes, pero yo había compartido trabajo en Liverpool con él, año 91, cuando el técnico era Fernando Rodríguez Riolfo. No desconocía al profesional, ni a la persona, le hacía llegar su forma de ver las cosas a los jugadores y eso no me parece algo menor. El cuerpo técnico en general, con Mario Viera, Carlos Vázquez y el profesor Ruben Salnitro, eran notables profesionales.

“Nunca me fui”

¿Qué será de la vida de Luis Barbat? Tal vez muchos se lo han preguntado, pero para el exarquero de América de Calí, entre otros, la respuesta no tiene mucho misterio. Ha estado vinculado a su pasión y a la profesionalización de varios muchachos que en el presente, y en el futuro, serán los grandes cracks bajo los tres palos.

“Nunca me fui del fútbol. Estoy en El Tanque Sisley, por ahora. Mañana tenemos el último entrenamiento”, reconoció.

A su vez aclaró: “No me alejé en realidad, en sí algunas personas tienen más prensa que otra. Yo me considero un tipo de perfil bajo y si de pronto se hablaba de mí era porque lograba algo”.

Desde que se alejó de las canchas (2009), como jugador activo, inició su camino como colaborador técnico. “Al poco tiempo empecé en las selecciones juveniles, luego en 2011 caí en Liverpool como ayudante del Tola Antúnez”, recordó. Hoy sigo al lado de él, a la espera de que en el futuro se me de la posibilidad de ser cabeza de grupo”, confesó Barbat.

Hoy me toca entrenar a Leandro Gelpi y Darío Silva, dos muchachos que tuve en las juveniles de Uruguay, y afortunadamente demostraron su experiencia en este último campeonato. Ya lograron consagrarse y me parece que tienen futuro, por eso en lo que respecta a mi labor específica termino conforme”, manifestó por últimos el entrenador de goleros fusionado.

La Universidad del Fútbol

A 11 de años de haber alzado la copa, el recuerdo era infaltable. Varios tienen más notoriedad a nivel deportivo, el resto tal vez quedaron en la memoria. “Era un plantel bastante joven, sacándome a Cafú (Luciano Barbosa), Ignacio Risso y yo, que éramos los más grandes de ese grupo, la mayoría de los gurises estaban haciendo sus primeras armas. Hoy los conocemos un poco más, pero ahí conocimos a Carlos Grossmüller, Juan Manuel Salgueiro, Nacho González, Juan Manuel Olivera (quien jugó el Apertura y se fue), Walter Gargano. En este momento algunos estamos retirados de la práctica activa de fútbol y otros siguen en su camino, por eso dos por tres me los encuentro en alguna cancha”, reconoció.



@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario