miércoles, 16 de diciembre de 2015

La naranja de fiesta

                            

Tras un nuevo juego de las estrellas de la Liga Uruguaya de Básquetbol, algunas sensaciones siguen siendo encontradas, sin embargo los aplausos y el reconocimiento a los más destacados dentro de las canchas no faltó y los hinchas se fueron pipones del gimnasio “Oscar Magurno” del Club Atlético Welcome, que ofició como anfitrión en esta oportunidad.


It´s showtime

Alberto Sonsol, comunicador de Canal 10 y Sport 890 fue el anfitrión del evento y se encargó de animar a los espectadores, que siguieron el encuentro desde la cancha y a través de la televisión. Una vez que finalizó el juego habló con Opinar e indicó: “Tenemos que entender que una vez en el año es para el showtime, nos cuesta entenderlo, pero debemos seguir dándole hasta que la gente se convenza. La idea de la Federación Uruguaya de Básquetbol es afianzar esta fiesta, por suerte vinieron los mejores –más allá de que haya faltado algún muchacho–”.

Después de tantos años y de ver tantas cosas hay que ponerle un toquecito distinto al asunto y después se juzgará si salió bien o mal”, reconoció sobre su estilo al momento de encarar su labor.

Se cayó el estadio



El público welcomense se rompió las palmas cuando el juvenil Ignacio Mendia salió a la cancha a participar del torneo de hundidas. El alero habló con el portal y confesó al respecto: “Vinieron a alentarme muchos compañeros y eso fue muy lindo. Cuando me dijeron que iba a representar al club, lo tomé como una responsabilidad muy grande”.

Su nombre se empieza a conocer de a poco, por eso esbozó una sonrisa y fue una noche especial por defender a sus colores en un lugar que conoce muy bien. “Al lado tenía a jugadores de primera. Yo apenas estoy metiendo minutos, por eso me siento super agradecido por la oportunidad”, agregó muy conforme.

En buenas manos

Se disfruta un montón estos espectáculos porque pasamos un lindo momento todos juntos”, indicó Marcelo Bessio –uno de los preparadores físicos designados para esta noche–.

Para el profe de Trouville, que tuvo un pasaje por la selección uruguaya “lo principal era hacer una buena entrada en calor”. Según explicó en la entrevista, era fundamental “para que los muchachos pudieran jugar con normalidad y no sufran ningún contratiempo”, más teniendo en cuenta que en este tramo del campeonato hubo varias lesiones en los planteles principales.

El osito fue uno más

Pese a su sobrepeso, la calidad no se cuestiona. Por eso Michael Sweetney fue uno de los participantes del cotejo, en el grupo de los extranjeros. “Para mí, que fue la primera vez, fue algo muy divertido. Tal vez un poco extraño, porque no esperaba juntarme con tantos conocidos y disfrutar de un gran nivel en los concursos de triples y hundidas”, aseguró el exjugador de New York Knicks.

Quien arribó al Uruguay hace unos meses expresó finalmente: “No tengo duda que los niños y sus familias pasaron una excelente noche”.



@MathiRosello

1 comentario: