viernes, 4 de diciembre de 2015

La herencia del Flaco

FOTO: Archivo de Opinar.

Con una imagen positiva de los hinchas de Sud América, pero con resultados que no eran tan buenos, Jorge Vivaldo regresó a su país a la espera de otra oportunidad. Tiempo más tarde, su cuerpo técnico recibió una propuesta y la aceptación fue unánime. Ahora es Villa Española el equipo que le otorgó una chance a parte del equipo que hace muy poco tiempo se iba con la con una sensación de revancha del elenco buzón.


Tras la salida de Julio Gargiullo, la vacante fue ocupada por una dupla que ya venía con rodaje: Jorge Casanova y Fabián Berbotto. “No me sorprendió la chance porque tenía un rodaje importante. El ´Flaco´ siempre me dio un espacio importante, me dejaba hacer bastantes cosas –incluso opinar y retocar algunos aspectos–. Aprendí un montón en los 15 meses junto a él y le estoy muy agradecido porque siempre le digo que lo mejor que me podía haber pasado, fue haber sido primero asistente técnico”, señaló quien fue colaborador de Vivaldo en el elenco naranja.

La presentación y la primera charla técnica-táctica es complicada. Transpiras muchísimo”, contó entre risas el ´Casita´. “Todos te miran como diciéndote ´con qué idea venís, qué vas a decir´, pero de a poco sale más fluído”, agregó el exvolante de Bella Vista y Peñarol.



El profe Berbotto añadió: “Llevamos poco más de 20 días de trabajo, estamos muy contentos”.

Es un desafío lindo, principalmente para Jorge (Casanova) porque es su primera experiencia como entrenador jefe. Por suerte tenemos una metodología de trabajo similar, entonces nos complementamos muy bien y hablamos permanentemente”, reconoció quien se desempeña como preparador física en el conjunto aurirrojo.

Sin embargo, a nivel personal, también es una revancha. Teniendo en cuenta porque no pudo instalar definitivamente una metodología de entrenamientos en el breve lapso que estuvo en la Escuela Naval junto al primer equipo de la IASA. “Cuando lo comento en la intimidad, llego a la conclusión de que el fútbol es una sorpresa. Nunca se sabe en dónde se puede terminar. Mi equipo anterior había sido Bella Vista, fui a pedido de Julio Ribas. Anteriormente había dejado Sud América, con el ´Turco´ Apud y luego me fui a Maldonado. Finalmente volví, pero nunca lo hubiera pensado porque lo normal es esperar y listo. Puede ser que el llamado sea a los 15 días o a los dos años”, recordó.

Me tocó vivir una situación bastante rara. Vivaldo me pareció un tipo excepcional y abierto al diálogo a la hora de entrenar. Por más que lamentablemente no se dieron los resultados, al momento de irnos se juntaron dirigentes e hinchas y nos hicieron una cena de despedida diciéndonos que la IASA era nuestra casa. Para un cuerpo técnico que se fue de esa manera, fue emocionante”, añadió con una sonrisa.

Por más que cambió de divisional, Berbotto confesó: “Lo importante es estar en el circuito. Si llamaron, fue por algo. Por eso somos muy profesionales, queremos lo mejor para la institución y trabajamos de la misma forma que nos hubieran convocado desde Real Madrid”. Y aclaró algo que es fundamental. “No nos desligamos del ´Flaco´. Si mañana surge algo mayor, seguramente lo tomaremos porque quedó un vinculo espectacular”.


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario