lunes, 14 de diciembre de 2015

Gonzalo Salgueiro: “La fuerza psicológica me sirvió para salir adelante”

FOTO: El Puntano.

El que abandona no tiene premio. Porque en las situaciones límite es complicado meditar y alcanzar una respuesta que, tarde o temprano, dejará o no conforme a quien la buscó. En el caso de Gonzalo Salgueiro el tiempo le dio la razón y cuando estuvo a punto de abandonar la práctica profesional de fútbol, Juventud Unida de San Luis obtuvo el ascenso, de paso también consiguió el tercero en su carrera como guardameta, a la Primera B Nacional de Argentina.


-¿Cuánto vale esta estrella en su palmarés?

Un montón, por suerte me tocó formar parte de varios logros importantes. Hacía un tiempito que no se me daba, así que ahora solo me falta poner el ojo en la próxima meta.

-¿Qué otros objetivos había alcanzado anteriormente?

En Bella Vista subimos a primera en el 2006, cuando recién arranqué, fui cuatro veces al banco de suplentes. Al año siguiente ascendimos con Juventud de Las Piedras y en Peñarol gané un Torneo Clausura (2008).

-Este logro con Juventud Unida, ¿lo vivió diferente porque superó una lesión complicada?

Sin duda, estuve muy cerca de dejar de jugar. Todas las noticias fueron pálidas en un momento, sufrí muchísimo dolor, pasé cuatro cirugías en dos años, casi ocho meses sin caminar, un año y medio sin correr, en fin, fue durísimo. La fuerza psicológica me sirvió para salir adelante y hoy puedo festejar esto porque la vida siempre te da una revancha y la fe te saca de las situaciones negativas.

-¿En quién se acuerda ahora luego de lo que contó anteriormente?

Mira, la familia estuvo siempre. Yo estoy con mi novia acá, pero en Uruguay se quedaron mis padres y mis amigos y me aferré mucho en ellos. No solo cuando viví el inconveniente físico, durante el torneo el apoyo fue incondicional. No hay que olvidar que este campeonato fue muy largo y prácticamente la remamos desde abajo.

-¿Cómo fue la adhesión de la hinchada? ¿Se fue entusiasmando con el tiempo?

Al contrario, nos acompañó siempre. Todos ellos, además de los directivos, estuvieron a la orden y bancaron en todas a este grupo espectacular, de amigos y los objetivos iban más allá de lo futbolístico.

-¿Qué sabe con respecto a su futuro?

Es una linda pregunta. No sabemos qué va a pasar. Lo que se viene es importante. Capaz que el club quiere mantener una base o va a contratar 20 jugadores. Es un momento especial y lo ideal sería dejar la columna vertebral del plantel porque no estaría bueno dejar la institución así. En mi caso no me he juntado a hablar con los directivos, en las próximas horas lo voy a hacer seguramente, ahí veremos qué pasa, qué me proponen. La idea es continuar porque me encariñé demasiado con la ciudad, hace bastante que estoy por acá.

-¿Mira hacia el Uruguay por si surge algún llamado?

Por ahora no, lo dejaré para más adelante. Mi novia está estudiando acá y quiere terminar su carrera. Aparte el fútbol argentino me abrió las puertas y a nivel personal me gusta mucho. Las cosas son muy diferentes, nos sentimos más profesionales (en la preparación de los partidos, las concentraciones y la utilización de buenos hoteles). Aparte no te voy a negar que la cantidad de gente que va a las canchas es un incentivo más.

-Ahora que quedaron a un paso de la primera división, ¿se ilusionan con llegar o es una mirada a largo plazo?

Lo principal es estar tranquilos. Lo miramos de reojo porque el próximo campeonato va a ser de seis meses porque se vuelve a reestructurar el formato. Yo pongo todas las fichas a pleno, lucharemos por el ascenso, porque aparte se puede soñar. Hace seis meses Santamarina de Tandil estaba jugando con nosotros y la semana pasada estuvo a un penal de llegar a primera. Por qué no pensar en conseguirlo nosotros y entrar en las páginas más gloriosas del club.


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario