sábado, 5 de diciembre de 2015

Gerónimo Beato: “En casa es el viejo, en la cancha el técnico”


Cuando en la pretemporada se comentó con trascendencia el arribo de Gerónimo Beato al primer equipo de Villa Teresa, fue por la particularidad de ser el hijo de Vito, entrenador y referente en todos los ámbitos de la institución. Llegando al final del primer semestre en el círculo de privilegio, el lateral-volante comenzó a tener más protagonista en el equipo y para el joven ya es lo más natural del mundo.


Al principio me costó mucho, más bien por lo que podía llegar a decir la gente. Con los compañeros nunca hubo drama porque los conozco hace muchísimo tiempo, es más, ellos me facilitan un montón las cosas. Si hubiera sido otro grupo, directamente no tomaba la decisión de venir a trabajar con mi padre”, confesó quien tuvo un pasaje por el fútbol de Suiza a Opinar.

El pasado domingo, el Beato futbolista ingresó en el segundo tiempo para darle velocidad y juego por la banda izquierda. Sin embargo Liverpool se terminó quedando con la victoria. “Estoy contento por haber tomado minutos, pero triste por no haber levantado la cabeza. El grupo no merece vivir esta situación, de todos los partidos me parece que solo perdimos bien en tres o cuatro, en los demás fuimos superiores”, señaló.

Hoy concluirá el primer semestre del Villa en el lugar que desearon estar en toda su historia y la situación no es para nada sencilla. “Tenemos que superarnos cada día”, indicó. “Muchos nos dan por muertos, antes del campeonato ya nos veían abajo, de todas maneras el ascenso de Villa Teresa no lo esperaba nadie y se terminó dando. Si no lo logramos, lamentablemente fue por este Apertura porque en el Clausura imagino al cuadro mucho más arriba”, auguró el joven.

La vida no es la misma sin fútbol

Pese a lo complejo que es no cruzar la delgada línea entre la responsabilidad y el afecto, los Beato viven en torno a la redonda. “Cada uno tiene su opinión. Trato de no meterme en su trabajo porque en casa es el viejo, en la cancha es el técnico”, dijo Gerónimo.

Capaz que cuando estoy algo enojado, por la confianza que nos tenemos, se arma un ida y vuelta lindo. Igual quiero aclarar que siempre hablamos de lo táctico, nunca comentamos nada en particular de los muchachos”, agregó con mucha sinceridad.

A veces la que termina poniendo un alto es la dama de la casa, aunque con defectos y puntos a favor, Vito y el ´Gero´ son así. “En la familia saben que el fútbol nos encanta. A veces nos escuchan discutir y nos dicen que paremos porque ya estamos en Primera, como si fuera un sueño, pero quizás no entienden alguna calentura”, contó por último el formado en las inferiores de River Plate a horas de un juego particular y fundamental ante la dársena.


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario