sábado, 12 de diciembre de 2015

El próximo invierno en Río de Janeiro

FOTO: Martín Cuestas y Martín Mañana en diálogo 
mano a mano con la página.

Cuando el frío se apodere del Uruguay, dos muchachos –en realidad tres si contamos a su entrenador– estarán compitiendo en la competencia más importante del mundo a nivel deportivo: los Juegos Olímpicos. Río de Janeiro recibirá a Nicolás y Martín Cuestas, quienes obtuvieron las marcas un poco antes de lo previsto y ya reservaron los pasajes.


Nació el 8 de diciembre 1986 y inició en el mundo de las carreras en el 2001. El menor de los hermanos reconoció en diálogo con Opinar que está viviendo un sueño y recordó: “Rompimos con una racha negativa, ya que desde el 2000 no había participación en competencias de larga distancia, gracias a Dios logramos meternos junto a mi hermano, eso permite crecer al atletismo uruguayo”.

Fue la mejor forma de concluir un ciclo. Desde el 2010 venimos entrenando junto a Martín Mañana y por suerte se nos dio. Además, en mi caso, dejé atrás un año negativo a nivel de competición, pero Nicolás anduvo derecho”, agregó el profesional que obtuvo durante su trayectoria los primeros lugares en competencias patrocinadas por BBVA y Nike, entre otras.

Justamente el entrenador de los Cuestas también conversó con el portal y aseguró sin titubear: “Es un sueño realizado porque parecía utópico hace unos años”.

Luego de un 2015 algo accidentado, Mañana dejó de lado lo malo y ya se enfocó en una revancha a futuro. “Tal vez dividiría la temporada en dos porque Nicolás viene de ganar nueve carreras consecutivas y está metiendo un esfuerzo terrible. Pero les pasó de todo a los muchachos. Tenían la clasificación a los Panamericanos y por un tema de marcas no viajaron a último momento”, repasó. “En el caso de Martín además sufrió algunos temitas musculares, no llegó a lesionarse, aunque estuvo al borde y llegó justo en la preparación”, aclaró.

Tras la realización de la carrera “San Felipe y Santiago de Montevideo” llega el tan ansiado respiro para los competidores. “Ahora nos enfocamos en descansar. Vamos a correr la San Fernando, a modo de preparación, luego seguiremos con los torneos en pista de la región para continuar con los trabajos de maratón”, señaló dejando en claro que los que más quieren Nicolás y Martín es viajar en breve a Brasil.

Hay que llegar tranquilos y ser competitivos. Es difícil conseguir algo grande y mantener la motivación”, reflexionó Mañana.

Parece una frase hecha, pero es fundamental tener una mente positiva. En la maratón se deben poner objetivos realizables para que el cuerpo responda, esté sano y en el deporte de alto rendimiento nunca se sabe qué puede suceder”, auguró.

¿Qué sería hacer un buen Juego Olímpico? Al respecto, el entrenador fue contundente. “Tenemos la intención de realizar una carrera táctica y estar atentos a lo que suceda para escalar posiciones. Es difícil alcanzar una marca con un entorno caluroso y humedad”, manifestó. “Si llegamos entre los primeros 30 y 40 (entre 100 atletas de todo el mundo), terminamos conformes. Puede ser posible, no tengo dudas porque algunos van a ir por las medallas y van a sentir los efectos de la competencia”, concluyó muy ilusionado.


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario