miércoles, 9 de diciembre de 2015

El premio a la formación


De la mano de Luis González y Pablo Gaglianone, quien se encargó de la coordinación en las juveniles danubianas desde que el primero pasó al plantel principal, Danubio alzó el trofeo de la tabla de general de formativas y se quedó con un premio que obtuvo llegando con el último suspiro, tras superar a Peñarol y Liverpool, equipos que venían bien posicionados.


En tres años la obtuvimos dos veces. Desde que estoy en este ambiente me inculcaron que era uno de los objetivos más importantes y por suerte quedó claro”, aseguró el ´Teca´ con la sensación de haber cumplido el deber.

El exvolante, que a su vez era técnico de una de las categorías, indicó además: “Más allá del trabajo en campo, siempre recalcamos que fuera de la cancha deben ser excelentes personas”.

Es que parece ser una frase hecha, pero no lo es. Todos los allegados a las inferiores manifiestan que primero está la persona, luego el profesional.

Por eso lo futbolístico es más sencillo de transmitir. “Para uno que estuvo en la institución es más sencillo enseñarles una forma de jugar porque es de público conocimiento que el hincha tiene determinados gustos”, contó Gaglianone.

Danubio tiene la materia prima y eso es indudable, pero los estudios y el aprendizaje que deja esto lo tratamos de sobreponerlo ante todo”, dijo por último.

El aplauso de reconocimiento

Para mí, como para varios que salieron de las juveniles, es un orgullo ver al equipo ahí. Se trabaja para eso y es lo más importante. Ojalá que este proyecto siga adelante para que los muchachos que vienen de abajo tengan su oportunidad en el club”, aseguró Martín Silvera en charla con el portal.

El delantero fue formado en la cantera franjeada y actualmente alterna entre el plantel principal y la reserva, que es orientada por Lorenzo Carrabs (ayudante de González en el primer equipo).


@MathiRosello 

No hay comentarios:

Publicar un comentario