miércoles, 2 de diciembre de 2015

Capurro se vistió de blanco y negro


Wanderers hizo los deberes al derrotar 2-1 a Danubio ayer por la tarde en el Parque Viera y esperaba una ayuda de Fénix, equipo que en definitiva terminó favoreciendo a los bohemios porque derrotó 3-1 a Nacional e hizo que el conjunto del Prado se quedara con la primera parte del año, a nivel de Tercera División.


El grupo demostró mucha unión. Por suerte se reflejó en los resultados”, señaló Ignacio De Arruabarrena,  el arquero campeón, en charla con Opinar. “Ahora me acuerdo claramente de la fecha con Racing. Ibamos 2-1 abajo y faltando cinco minutos dimos vuelta el resultado”, recordó una vez que se confirmaron los resultados.

Es que Wanderers tuvo que trabajar de más en algunos encuentros. De la misma forma lo notó el delantero Rodrigo De Olivera “Tuvimos mucho sacrificio. Pudimos dar vuelta varios partidos que no empezaron bien. Sin desordenarnos alcanzamos ser más que algunos rivales y se terminó demostrando en la cancha”, indicó al respecto.

El máximo artillero del Torneo Apertura, por ahora anotó 17 goles en 14 encuentros, analizó de manera positiva el semestre corriente. “Estoy muy contento por eso, le tengo que estar agradecido a los compañeros”, confesó, mientras que aseguró que de a poco le pone presión al técnico del primer equipo, Gastón Machado. “Desde que arrancó la temporada me puse como objetivo marcar varios goles y si se daba la oportunidad en primera, buenísimo”, añadió.

Capaz que esa meta se logra el semestre que viene. Ahora se dio el campeonato, estábamos enfocados en eso porque era lo más lindo”, concluyó el ex Danubio.

Sabor a poco



Nacional, en caso de obtener un triunfo, iba a ser el cuadro que podía presionar a los que terminaron alzando el trofeo –hubiera sumado 32 puntos–. Sin embargo, Fénix le tiró un baldazo de agua fría. “En el primer tiempo no entramos tan concentrados y de la forma que hubiéramos querido. Lamentablemente no salieron las cosas. Ahora debemos mirar el Clausura e ir con todo”, manifestó el golero Gabriel Araujo, minutos después del encuentro.

FOTO: Archivo de Opinar.


Por otro lado, el entrenador de la reserva tricolor (Rudy Rodríguez), comentó: “No quiero menospreciar el buen trabajo del rival, pero nos traicionó la tranquilidad que habíamos tenido en juegos anteriores. Hoy quizás nos faltó un poco. Cometimos algunos errores, ellos tenían una eficacia notoria y no concluimos de la mejor manera. Además perdimos la calma y recibimos varias tarjetas”.

En definitiva, el resultado fue justo”, sentenció el exfutbolista de Defensor Sporting.

Balance positivo



Liverpool quedó sin chances de ser campeón una vez que se enteró del resultado de los bohemios. De todas maneras, la conformidad fue moneda corriente en el Estadio Belvedere.

Sinceramente perdimos puntos increíbles, por algunas distracciones. Lo bueno fue que estuvimos cerca, peleando hasta el final con muchísima ilusión”, contó Rodrigo Rodríguez.

El arquero, oriundo de Paysandú, reconoció el trabajo que se viene haciendo desde abajo e imaginó un buen futuro para los planteles de reserva que vienen. “Todos saben cómo está trabajando Liverpool en formativas. Quizás puede verse como una sorpresa que hayamos estado arriba, pero había un lindo grupo”, sostuvo.


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario