sábado, 24 de octubre de 2015

La última vez


Si uno piensa en la forma menos dolorosa de partir de este mundo, es sufriendo lo menos posible. Sin embargo, más allá del tinte “literario” que pueda llegar a tener esta historia, no deja de ser triste y conmovedor para aquellos que nos hicimos presente en ese momento.


Creo que cualquier escritor fanático del fútbol imaginaría en una de sus historias el fallecimiento de un hincha partiendo “hacia otra vida” observando a su equipo de fútbol y gritando un gol. Pero hoy, ese cuento que se hizo realidad hace soltar una lágrima a todos los que por un momento pasaron por un estado de desesperación con el objetivo de que algún médico, o entendido en esa materia, lograse reanimarlo.

Hoy la familia del fútbol, principalmente su familia, llora a Amilcar Héctor Meringolo Fernández, el “Cacho”, hincha de Wanderers que se acercó como lo hacía usualmente al Parque Alfredo Victor Viera, aunque lamentablemente –en esta oportunidad– no podrá contar la historia, ni tuvo un final feliz.

Tal vez este llamado de atención sea un mensaje para que las autoridades (del fútbol y gubernamentales) obliguen a los clubes, o a quien corresponda, colocar un servicio de primeros auxilios o una ambulancia para evitar inconvenientes graves. Hoy le tocó a un aficionado, mañana le podrá tocar a otro o quizás a un protagonista directo (futbolista, árbitro, entre otros).


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario