lunes, 19 de octubre de 2015

Cinco de oro


Para muchos es un plantel con experiencia, para otros perfectamente puede ser de primera división. Sin embargo, para alcanzar el ingreso al círculo de privilegio, primero tiene que encarar un campeonato en el que comenzará como “uno de los aspirantes al título”, según dice Sergio Cabrera cada vez que es consultado, aunque internamente saben que la historia negativa del último campeonato no la querrán repetir.


Se armó un grupo con futbolistas importantes, que llegaron con un único objetivo. Por suerte la preparación empezó hace aproximadamente dos meses con la idea clara de afianzarnos con lo que pretende el entrenador”, manifestó Leandro Silva.

El delantero que tuvo un pasaje por el fútbol de Centroamérica regresó al Uruguay después de aproximadamente tres años. “Tenemos que lograr un funcionamiento bueno. La mayoría del plantel tiene muy poco tiempo en la institución, aunque es una ventaja el hecho de ya conocernos entre algunos porque tuvimos la chance de compartir equipo anteriormente”, reconoció el ex Cartaginés.

Hay demasiada calidad. La competencia interna es igual que en todos lados. La clave es entrenar muy duro todos los días y luego aprovechar todas las oportunidades”, añadió.



Por otra parte, Federico Rodríguez también habló del grupo que conformó el elenco rojiverde. “El conjunto es lo que termina haciendo la diferencia. Yo quiero aportar mi granito de arena, desde donde me toque”, aseguró quien estampó la firma proveniente de Locarno (Suiza).

Cuando uno llega al exterior busca quedarse la mayor cantidad de tiempo posible. En mi caso, partí muy joven y no logré la continuidad que hubiese deseado”, reconoció quien en 2011 estuvo en la selección sub 20. De hecho, a partir del campeonato sudamericano y mundial, logró viajar rumbo a Italia.

De todas maneras pasaron cinco años, aprendí un montón en la cancha, en los entrenamientos y con los compañeros en el vestuario. Ahora solo me queda agradecerle al club por haberme abierto las puertas porque puede ser importante a nivel personal y deportivo”, confesó el atacante de 24 años.

A pesar de lo anterior no analizó demasiado la propuesta que le hicieron desde Barrio Bolivar. “Decidí hace un mes que me iba a quedar. Si bien estaba esperando algún llamado está por comenzar el campeonato y quiero asegurarme esto”, aclaró Rodríguez.

¿Qué sedujo a tantos futbolistas para que terminaran aceptando la propuesta? A muchos les convenció la infraestructura, a otros la ambición de llegar a lo más alto y no hubo quien dejara pasar por alto el proyecto que encaminó el club. “Es una gran institución. Tuve la suerte de entrenar aquí el semestre pasado y vi que la idea de los directivos apunta a lo más alto. De hecho, no solo lo digo yo, si alguien se acerca al complejo va a encontrar instalaciones espectaculares”, contó al respecto Jorge Zambrana.

El ex River, Danubio y Peñarol tiene solo una idea y buscará que se cumpla inexorablemente: “Por más que la meta de llegar a primera parezca difícil, porque el resto de los clubes se está armando muy bien, nos quedamos con eso y vamos a pelear”.



Otro de los que compartió lo dicho por el “Poroto” fue Carlos Díaz, quien terminó libre en Racing luego del Campeonato Uruguayo 2014/2015. Para el eterno juvenil, más allá de sus 36 años, el desafío fue un incentivo. “Mientras el físico me dé voy a seguir jugando. A veces dicen que estoy más lento, pero en el fútbol además de correr hay que pensar”, expresó con mentalidad de referente.

Hoy tengo un objetivo muy grande. Ojalá que al final de temporada terminemos cumpliendo el sueño de ascender a primera división”, sentenció el mediocampista.

Un caso particular



Una rebelde lesión aún le impide ingresar a las canchas, sin embargo, a raíz de una invitación, el exjugador de Nacional, Pablo Caballero, pegó la vuelta y –de no haber ningún inconveniente– se pondrá la camiseta del Boston en el torneo de Segunda División Profesional.

-¿Por qué decidió volver?

Porque después de un largo camino por Suiza y Hungría –en el que pasé por varios momentos– volví para recuperarme de una lesión y me terminaron operando de la rodilla (osteotomía). Tuve ocho meses de recuperación, ahora solo me falta ponerme a punto en lo futbolístico.

-¿Cómo surgió la posibilidad?

La familia Sierra me invitó a formar parte de su proyecto y sinceramente le tengo un agradecimiento enorme a ellos.

-¿Cuánto aprendió en su paso por Europa?

Un montón. El fútbol europeo me abrió la cabeza. Hoy en día no tengo la misma mentalidad que cuando tenía 19 años y jugaba en Nacional. Espero que lo pueda plasmar en el club, más allá de que me hubiera gustado hacerlo en la institución que nací como profesional, aunque no se pudo dar de la mejor manera.

-¿Tuvo chances de volver a los tricolores?

Puede ser, de hecho solicité la posibilidad de recuperarme allí, pero uno se tiene que sentir cómodo y no quería ocupar un lugar de mala forma.

-¿Cómo lo recibió el plantel de Boston River?

Estupendamente, es mi motivación diaria para entrenar. Hay varios muchachos que están en una etapa en la que buscan crecer nuevamente. Es decir, toman esto como un trampolín y yo también lo veo de esa forma ya que puede ser importante para recuperar la confianza.

-¿Qué metas se trazó en un corto plazo?

No sentir dolor y luego poder entrar a una cancha de fútbol, sumando minutos de a poco para volver a ser el Pablo Caballero con mucha ida y vuelta y potencia. Ahora lo puedo decir como algo secundario porque por suerte encontré una institución que me tuvo paciencia.


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario