sábado, 15 de agosto de 2015

¡Que nenes!

FOTO: Renato César en Liverpool.

La llegada de Diego Forlán a Peñarol rompió el mercado de pases uruguayo. Más allá de que arribó un futbolista que fue “pichichi” dos veces en España, consiguió la distinción de mejor futbolista del Mundial 2010, entre tantos logros a nivel personal, los demás clubes se armaron (dentro de las posibilidades) con nombres importantes para el fútbol local.


En el marco de un nuevo Campeonato Uruguayo, Opinar charló con varias de las caras nuevas en los planteles 2015/2016 que tendrán los campos de juego de cada barrio durante los fines de semana.

Bruno Piñatares (CERRO)

Tuve una experiencia muy linda en Brasil, continuidad y buenos rendimientos. Volví –principalmente– por un tema económico. El club no podía hacerse cargo de una deuda y no pudimos renovar el contrato, incluso yo no estaba de acuerdo en algunas cosas”, contó quien estaba defendiendo a Portuguesa en la Liga de Brasil.

Quien surgió futbolísticamente en Rentistas, negó una comunicación desde el Bicho Colorado y aseguró: “Estoy muy contento por el interés de Cerro para contar conmigo, aparte me recibieron de la mejor manera. Todo el mundo sabe la importancia del club en Uruguay, tiene muchísima tradición y para cualquier jugador es un lindo desafío”.

Eduardo Acevedo, hasta ahora, lo utilizó como lateral derecho, aunque la polifuncionalidad fue una característica de Piñatares durante la pretemporada. “He jugado en varias posiciones. Fui lateral, volante por izquierda, mediocampista central y enganche. Por más que lo mío es el centro de la cancha, soy uno más del plantel y voy a dar una mano en donde se necesite”, señaló.

Giovanni Zarfino (DANUBIO)



Fue titular en la pretemporada y durante el debut oficial también. El hombre que fue ídolo de Boston River en las últimas temporadas dijo: “Estoy contento por todo esto que se ha dado. Si bien es un cambio brusco, el fue para bien y lo tomé de la mejor manera”.

La salida del elenco de barrio Bolivar le produjo sensaciones encontradas, aunque supo desde un primer momento que estaba alcanzando una meta buscada durante varios períodos de pases. “Se extraña a la gente porque es la que termina quedando. Mal o bien siempre nos respondió y dejó todo por el club”, manifestó al respecto.

Zarfino, quien cumplió 24 años la semana pasada, confesó: “El sueño está para las dos cosas. A partir de hoy ya estamos mentalizados en los dos frentes”.

Santiago Barboza (DEFENSOR SPORTING)



Defensor es un club muy lindo y siempre pelea cosas importantes. Aparte tiene dos desafíos interesantes y eso me motivó para venir”, indicó el ex Atenas de San Carlos.

Tras marcar una decena de goles en el Torneo Apertura 2014, partió rumbo a Cobreloa y en este período de pases ya pegó la vuelta a un club importante de Montevideo. “Pude captar la idea del entrenador y logré entenderme con los compañeros que tengo al lado, que por cierto son muy buenos”, expresó.

Uno no puede prometerle cosas a la hinchada. Hay que demostrar dentro de la cancha lo que se trabaja durante la semana”, sentenció.

Andrés Fernández (EL TANQUE SISLEY)

Retornó al país para ser referente y para agradecerle a Julio César Antúnez todo lo que le dio en su carrera. “Desde que llegué me sentí como en casa. Trabajamos muy bien durante la pretemporada, no paramos nunca y creo que se reflejó en los amistosos, de hecho el cuerpo técnico se manifestó positivamente ante nosotros”, comentó el defensa surgido en Central Español.

Su último pasaje en el fútbol fue en Motagua: “Tuve la posibilidad de venir al equipo cuando estaba en Guatemala, lo había conversado con Antúnez y me dio su visto bueno. Cuando llegué me comuniqué con él y se fue dando todo. Lo más complicado fue la salida, pero cuando se concretó se definió rápidamente mi incorporación”.

Espero mostrarme con más experiencia, volcándole la misma a los más jóvenes. Es hora de ser referente, más allá de que en algún momento ya lo era”, concluyó Fernández, quien la próxima semana cumplirá 29 años.

Sebastián Ribas (FÉNIX)

Aquel 2005 parece lejano. Sebastián Ribas llegó para cumplir un sueño: debutar en primera división en Uruguay. “En un principio, había vuelto al país de vacaciones. Fénix me brindó la posibilidad de entrenarme, y le estoy muy agradecido a la institución por eso y a los compañeros, y luego se dio todo para que me quedara”, recordó.

El fútbol uruguayo para mí era una asignatura pendiente porque cuando debuté en Juventud de Las Piedras no estaba en primera. Después me fui muy joven al Inter de Milan y no había regresado”, aseguró sobre el tema.

No solo fue el neroazzurri, también defendió a Racing de Lens, Mónaco, Sporting de Lisboa, Genoa, entre otros. “Gracias a Dios pude recorrer las ligas más grandes de Europa y además jugué en clubes que siempre peleaban por cosas importantísimas. Esa experiencia me hizo enriquecer mucho como futbolista, más allá de haber estado en préstamo por parte de Genoa y a veces se me dificultaba un poco para mantener una estabilidad, pero bueno, son gajes del oficio”, repasó.

Jorge Bava y Renato César (LIVERPOOL)



No me costó venir. Lo que obviamente me quedaron fueron muchos recuerdos en lo afectivo, pero el fútbol es muy dinámico. Ahora estoy aquí, contento y orgulloso de haber llegado”, contó el exguardameta de Nacional.

Quien parecía que se iba a quedar en los tricolores, finalmente estampó su firma en el equipo de Belvedere. “Estamos todos muy entusiasmados con el equipo que se armó. Ahora solo tenemos que encarar los partidos con tranquilidad y hacer las cosas bien en el torneo”, sostuvo.

El proyecto hay que acompañarlo con los resultados. El hincha quiere domingo a domingo que el equipo gane y es natural, así que vamos a prestarle atención a las dos cosas para que se vayan promoviendo valores jóvenes”, acotó el experiente futbolista.

Otro ex Nacional que se pondrá la casaca negriazul fue Renato César. “Estoy muy contento de estar acá y por el recibimiento de los compañeros. Desde el primer día me sentí muy cómodo”, dijo al respecto.

Desde el primer momento confirmó que quería que esté en el plantel. Estoy muy agradecido y quiero responderle adentro de la cancha”, añadió.

El fernandino volvió al Uruguay tras defender a Lugano de Suiza: “Capaz que futbolísticamente no estoy al 100%, pero estoy retomando la actividad de a poco. Por suerte, los amistosos que hicimos en Argentina me sirvieron muchísimo”.

Alejandro Barbaro (NACIONAL)



En San Lorenzo no tenía un lugar, pero Gustavo Munúa le puso un ojo y Alejandro Lembo se lo trajo. Alejandro Barbaro, quien hace un mes estuvo en Montevideo defendiendo a la reserva del ciclón señaló: “Cuando vinimos a jugar el amistoso con Peñarol, había surgido la posibilidad de venir para Nacional”.

En ese equipo fue dirigido por Claudio Biaggio, quien en la década del ´90 defendió a Danubio: “El ´Pampa´ me comentó que Uruguay tiene una liga muy linda y que si me tocaba la posibilidad de venirme era lo más lindo que me podía pasar”.

Sobre lo que observó en cancha dijo: “Tal vez es un poco más lento que el fútbol argentino, pero se juega un poco más fuerte”. Aunque le sedujo la chance. “No lo considero un retroceso para mi carrera, estoy en el club más grande del Uruguay, así que es un lindo desafío”, sentenció.

Excequiel Vázquez y Alejandro Furia (PLAZA COLONIA)



Estaba en Ecuador y tuve una seguidilla de lesiones. Decidí volver para recuperarme y acá me dieron una chance, así que voy a intentar aprovecharla”, declaró quien llegó desde Fuerza Amarilla de Ecuador.

Vázquez regresó al club que defendió hace escasas temporadas: “Siguen varios compañeros desde la etapa pasada. En ese sentido se me hizo muy fácil para entrar al plantel”.

Si bien comenzó los entrenamientos con un problema físico, ya se encuentra en condiciones: “La pretemporada me sirvió para ponerme a punto. Hacía un tiempo que no tenía minutos de fútbol y por suerte los amistosos me sirvieron muchísimo para el campeonato”.



Por otra parte, otro de los que fue solicitados por Eduardo Espinel fue Alejandro Furia. “Se dio esta posibilidad después de culminar un buen ciclo en Central. No se pudo conseguir el ascenso, pero gracias a Dios me gané un lugar y eso me trajo aquí”, explicó el ex Peñarol, que finalmente se terminó desvinculando.

Cuando terminé el contrato, tenía que volver a Peñarol. Mis representantes hablaron con algunos directivos y concluyeron que lo ideal era rescindir el contrato. Me confirmaron eso y no dudé en venir”, anunció.

Matías Mier (RENTISTAS)

Ni a Fénix, ni a Peñarol. El volante volvió al equipo en el que surgió futbolísticamente: “Estoy contento de volver al Uruguay y al club que me dio a conocer. No solo me formó, me dio el envión para poder salir adelante”.

Tras su pasaje por Universidad Católica, institución en la que no tenía chances, armó las valijas y no lo dudó: “Cuando me ofrecen algo, nunca trato de rechazarlo. Se dice que más vale pájaro en mano que 100 volando, entonces ahora decidí pegar la vuelta porque en el fútbol –muchas veces– son claves los momentos. Por eso pegué la vuelta, le tengo que estar muy agradecido a Valentín Villazán, quien ahora es el técnico pero antes había sido compañero mío”.

Capaz que en el exterior agarré un poco más de experiencia por algunos detalles que suceden dentro de la cancha, pero voy a ser el de siempre. La idea es ser un jugador sacrificado, colaborativo con los compañeros e importante, cuando se necesite, en el área rival”, aseguró.

Darío Flores (RIVER PLATE)



Uno de los tantos retornos al Uruguay fue el de Darío Flores para jugar en su equipo junto a Robert, su hermano, con quien compartió la recordada campaña del Clausura 2008, que contaba con Juan Ramón Carrasco como entrenador.

Me costó un poco volver. Es una realidad de que me hubiese gustado seguir la mayor cantidad de tiempo posible, pero las ofertas no eran muy buenas. Entonces me llamaron y volví porque es una institución que quiero mucho”, comentó el zaguero.

Claudio Innella (SUD AMÉRICA)



Dejó River Plate por una decisión deportiva y terminó llegando al elenco buzón. Por ahora se está recuperando de un inconveniente físico: “Justo terminaba mi contrato y a partir de la llegada de un nuevo técnico se decidió buscar una salida”.

Hubo otras posibilidades, pero decidí venir para acá porque era la que más me convencía”, aclaró.

Octavio Colo (VILLA TERESA)

Lo que más quería era una chance en primera división. Me siento agradecido a Villa Teresa, así que voy a intentar aprovecharlo al máximo para seguir progresando”, manifestó el volante ofensivo de 21 años.

El oriundo de Colonia, que pasó en su momento por el fútbol chileno, indicó: “Lo que más me atrajo de la posibilidad es que puedo formar parte del plantel principal”.

A pesar de que en el aurinegro era considerado, no llegó a tener una posibilidad en cancha: “Tenía mucha ilusión y no bajaba los brazos. También analizaba la situación y veía que la cosa venía difícil para quedarme o que por ahí no era mi momento todavía”.

Sobre lo anterior sostuvo: “Son realidades muy diferentes, pero tengo que defender cualquier camiseta a muerte. Sea Peñarol o Villa Teresa, hay que dejar todo en la cancha para conseguir los tres puntos siempre”.

Caué Fernandes (WANDERERS)



Arribó al bohemio como campeón, tras un pasaje casi sin minutos en el primer equipo de Nacional. “Me llegó esta linda posibilidad de defender a un gran equipo, que en los últimos años viene consiguiendo muy buenos resultados. Empecé hace muy poco a entrenar, estoy conociendo a mis compañeros y adaptándome a una filosofía de juego muy interesante”, confesó el brasileño.

La experiencia fue muy linda, pero de nada servía estar allí sin tener la posibilidad de jugar. Lamentablemente tuve una lesión complicada y me tuve que recuperar. Aparte el equipo venía muy bien y era muy difícil entrar, pero es obvio que me hubiera gustado estar cinco minutos por lo menos”, recordó.

El 31 de junio finalizó su vínculo con el conjunto albo. “Venía entrenando, es cierto que traigo una inactividad muy larga, así que necesito más o menos una semana para ponerme a punto”, reconoció.

Uno entrena para ser uno de los mejores. En la cancha puede suceder que salga todo bien o no, por eso me gustaría volver a ser el que fui en El Tanque y en Liverpool”, sentenció.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario