lunes, 31 de agosto de 2015

En la dulce espera


Algunos clubes trabajan, otros comenzarán a hacerlo en los próximos días. Mientras los dirigentes se reúnen y discuten qué sucederá próximamente con la Segunda División Profesional, los jugadores se plantean el sueño de volver o de jugar por primera vez en el círculo de privilegio.


Es una lástima que suceda todo esto porque no le hace bien a la divisional. Sobre todo porque hay varios clubes que están haciendo las cosas bien y futbolistas de mucha trayectoria que practican durante cuatro meses para encarar un torneo de 10 o 12 fechas”, señaló Gustavo Biscayzacú a Opinar.

El ´Grillo´, quien defiende a Boston River, es uno de los jugadores con más experiencia que forma parte de la divisional. Tras varios años en otros países, conociendo otras realidades, incluso en el fútbol profesional uruguayo, habló con mucho optimista sobre el futuro de la B uruguaya.

Ojalá que todo llegue a una solución. Entiendo perfectamente cómo son las cuestiones económicas, que a veces los clubes dejan mucho déficit y que los campeonatos largos a veces perjudican, pero habría que ver qué se podría hacer para que en el fútbol uruguayo compitan los equipos indicados. Si algunos no pueden participar por determinados motivos y se tienen que fusionar o dejar de competir, lamentablemente esa es la solución”, anunció.

Ante los más jóvenes, quienes precisan un motor que impulse la motivación de ir a entrenar día a día, Biscayzacú dejó claramente un mensaje y le quitó una imagen negativa al asunto. “Los más grandes siempre estamos para ayudar, seguramente le ponemos mucha calma en los momentos que no son lindos, como también lo hacemos cuando la cosa viene muy bien”, manifestó el exatacante de Colo Colo, Deportivo Cali, Atlante, entre otros.

En Boston River se da la particularidad de que tiene un plantel bastante equilibrado, con mucha experiencia (que se la aportan Adrián Berbia, Lionel Pilipauskas, Carlitos Díaz y alguno más) y juventud, entonces día a día pretendemos lo mejor”, añadió.



¿Cómo viven su vuelta al Uruguay aquellos que conocieron otra realidad en otro país? En este caso, Opinar habló mano a mano con Joaquín Noy, mediocampista de Miramar Misiones que defendió hace un año a Deportivo Azogues de Ecuador dijo: “No te voy a negar que allá existen dificultades. El tema es que en la B de Ecuador se disputan, más o menos, 42 partidos al año. Estamos hablando de un torneo de ascenso en otro país, que cuenta con varios problemas económicos y demás”.

Estábamos permanentemente en competencia, quizás esa es la principal diferencia que tiene con Uruguay. Lo que pasa también es que cuesta decirle que no a retornar ya que acá al lado estoy con mi gente y hago lo que me gusta”, acotó al respecto el oriundo de Colonia.

Quien anteriormente, además, jugó en Wanderers y Deportivo Maldonado habló de la pretemporada. Si bien falta un tiempo para que la pelota vuelva a rodar, Noy consideró fundamental este tiempo. “La llevamos notable, aunque es una realidad que por cuestiones de tiempo se termina estirando más de la cuenta. Tenemos la esperanza de arrancar un poco antes del 24 de octubre, si es que realmente empieza ese día, porque lo que todos queremos es saltar a la cancha”, comentó.

Mientras que por último dejó un mensaje explícito: lo de la cancha que se quede en la cancha y lo de los escritorios en los escritorios: “Nosotros no podemos hacer nada, simplemente seguimos entrenando”.

Hay algunas cuestiones que deberían arreglar los dirigentes, por eso jugadores solo nos encargamos de defender una camiseta”, concluyó quien partió junto a los cebritas a Treinta y Tres a hacer la base física de cara a la competencia oficial.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario