viernes, 24 de julio de 2015

“No podemos entrar en la manija de los medios”


#ZonaNaranjaEnOpinar
Cordón está siendo el mejor equipo desde que arrancó el Metropolitano. En el puente ya comienzan a preparar la fiesta de retorno a la Liga Uruguaya de Básquetbol, sin embargo, los jugadores no se anticipan y, en diálogo con Zona Naranja, Adrián Bertolini anunció que todavía no festeja el título.


¿Hay algún equipo que los puede parar en esta recta final? 

Nunca se sabe. Todavía no logramos el objetivo de ascender. Nos quedan cinco fechas y, en los papeles, son las más duras y en canchas complicadísimas como visitantes. El plantel está fuerte, convencido, pero los hay que encarar los encuentros y ver qué pasa.

¿La ventaja les juega a favor o puede generar algún contratiempo?

Al tener una mixtura entre juventud y experiencia, cuenta con una madurez importante. Podemos manejar la ansiedad, capaz que para los más grandes –como conocemos en profundidad este campeonato– se nos hace más fácil y no nos dejamos llevar por las opiniones en general, mantenemos siempre nuestra humildad.

¿El aliento de la gente es una presión o una motivación?

Lo hablamos en cada entrenamiento y siempre decimos que no podemos entrar en la “manija”, ni de los hinchas, ni de los medios. Sabemos que los que nos siguieron siempre están muy contentos, así que es una linda motivación. Ojalá que le terminemos dando una alegría. Te repito, falta muy poquito y es una instancia brava.

El otro día metieron 122 puntos. Por más que es positivo para su goleo, ¿no les llamó la atención la diferencia?

Obviamente porque no es normal. Es muy difícil de que se vuelva a dar, pero se dio contra Olivol. Conseguimos la diferencia en el primer cuarto y luego comenzamos a rotar al grupo. Casualmente los cambios mantuvieron o mejoraron la intensidad, incluso la actitud no se modificó, por eso se terminó dando un trámite favorable.

¿Durante la pretemporada veían al equipo con una diferencia holgada frente a su perseguidor más inmediato?

No, esperábamos estar peleando el ascenso junto a los tres o cuatro equipos que se armaron para subir. Ahora tenemos una ventaja, que no es definitiva ni mucho menos, pero nos falta lograr dos puntos que nos den la tranquilidad de alcanzar el objetivo.

¿Le sorprendió, dejando de lado el tema de las lesiones, el bajo rendimiento que tuvieron, por momentos, los rivales directos de Cordón?

Sí, creo que por eso somos el equipo más regular del torneo y estamos arriba. Los otros equipos la van a seguir peleando, como hicieron desde el principio, a pesar de los inconvenientes que sufrieron en todo este tiempo.

¿A quién le atribuye el mérito de mantener cierta regularidad?

(Piensa) Me parece que fue por un poco de todo. Los dirigentes tuvieron la capacidad de armar este equipo largo y competitivo, cualquiera de los que estamos puede entrar a la cancha en cualquier momento y a su vez la preparación fue muy buena desde un punto de vista físico. Esto permite luchar los partidos, aunque sean punto a punto o con una diferencia más tranquilizadora.

En caso de ascender, ¿le gustaría defender a Cordón en la LUB?

Me gustaría jugar en Cordón siempre. Soy hincha del club, todo el mundo lo sabe, y estoy acá por esa razón. Sabía que si jugaba el Metro, no podía estar en la Liga, pero me decidí y firmé el contrato.

¿Entonces lo dejó muy contento la posibilidad de resignar su participación en Liga Uruguaya?

Ni que hablar, no lo pensé dos veces. Sabía que la meta institucional era volver al lugar de privilegio. Tomé la mejor opción y espero coronarla con el ascenso.

De los otros equipos, ¿a quién ve con mayores posibilidades de conseguir el pasaje a la Liga Uruguaya?

Desde un principio se manejaron algunos nombres y eso nunca cambió. Unión Atlética y Sayago van a pelear. Nacional tiene que llegar a la Liguilla todavía, si lo consigue, mantiene su favoritismo –aunque lo veo más para los playoffs–. Esos tres eran una fija desde el arranque. Después aparecieron otros clubes, como Stockolmo y Montevideo, que terminaron sorprendiendo y la oportunidad de subir todavía la tienen porque se ganaron la confianza en la cancha.

¿En esas instancias se juega un torneo aparte, más allá del buen nivel demostrado en las dos ruedas iniciales?

Obviamente. Tiene un sabor especial porque es una competencia corta y se terminan arrastrando la mitad de los puntos. Si llegás con un buen puntaje, ganando dos o tres partidos terminás arañando el ascenso. Son etapas muy emocionantes, en la que juegan grandes equipos, por ende no te podés distraer porque perdés y termina costando carísimo.

¿Cómo me suscribo a Zona Naranja?

Para recibir la revista todas las semanas, contáctese a través del 2203 30 61 o el 2209 78 46. Abonando $220, los viernes llegará “el semanario que el básquetbol esperaba” a donde usted decida (en Montevideo o el resto de los 18 departamentos).

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario