viernes, 3 de julio de 2015

"Me apoyo un montón en Guido Fernández"


#ZonaNaranjaEnOpinar
Rodrigo Marín está encarando su primera experiencia como entrenador en jefe de un equipo de mayores. El DT que supo trabajar durante mucho tiempo en las formativas de Cordón arribó al equipo de Marne para hacerse cargo de los cadetes y juveniles del club y terminó aceptando la oferta de dirigir al primer equipo.


¿Cómo se dio su llegada al “Tifón”? 

Fue después de la experiencia en Nacional junto a Diego Castrillón. Los resultados no nos acompañaron y como que nos hicieron a un lado y salimos del equipo. Entonces andaba ahí, sin perder la ilusión, trabajando para la Academia Elite Barcelona y me llamaron una vez que se fue Alberto (Rico) para que me haga cargo de las formativas (cadetes y juveniles) y sentí que era una oportunidad que estaba esperando. Sinceramente quería trabajar, no tenía ganas de estar parado. A raíz de la salida de “Beto”, el club buscaba un técnico para los mayores y me ofrecieron la oportunidad que terminé aceptando.

Tras su paso por Cordón, llegó a Nacional y ahora arribó a Marne. ¿Qué significa saber que tuvo solo un breve lapso sin equipo? ¿Eso marca una valoración hacia su trabajo?

A veces cuesta darse cuenta de esas cosas que comentabas porque no te detenés a pensar, simplemente se trabaja para conseguir una superación permanente. Entonces no quería dejar pasar este doble llamado para estar en formativas y primera. Incluso te destaco un dato importante. Alberto Rico me llamó antes de que lo hicieran los directivos para comentarme que había recomendado mi nombre y fue muy digno de su parte porque a veces no suceden estas cosas porque el ambiente tiene mucho egoísmo.

¿Es una ventaja contar con Guido Fernández a su lado?

Y sí. No tengo dudas que es fundamental porque juega un papel muy importante en el equipo. Conoce a los jugadores, está hace varios años en la institución y eso me da mucha tranquilidad. Él y Nicolás Cetti, el profe, son claves para que pueda desarrollar mi labor.

¿Fue difícil la preparación del debut? ¿Cuáles fueron las claves para encarar el partido, viendo que era una experiencia nueva?
                                            
(Piensa) No tuve mucho tiempo para la preparación. Desde que llegué tuve muy pocos entrenamientos, debido a la forma de competición, pero en las horas previas tenía mucha ansiedad porque me imaginaba cómo podía ser y me preguntaba qué podía pasar. Debía tener paciencia porque los nervios pueden jugar en contra muchas veces y eso lleva a tomar decisiones erróneas. Por ende cuando la pelota fue hacia arriba me olvidé de todo y ya no era el entrenador debutante y me puse a la orden de mis jugadores para que saliera todo de la mejor manera posible. Al final conseguimos una victoria, fue muy importante y lo importante es seguir mentalizados en los entrenamientos.

¿Cuánto lleva la adaptación para dirigir casi sin notarlo formativas y mayores?

Es difícil responder eso, pero me apoyo un montón en Guido Fernández. Entre los dos llevamos la posta en diferentes temas y el profe también da una mano enorme. Es todo de continuo con las formativas porque el horario es seguido. Las ideas de juego son totalmente distintas, aunque trato de darle la misma calidad a los tres planteles porque por ahí está el camino para que mejore como entrenador.

En mayores, ¿siente que el plantel alcanzó su techo? 

Los muchachos tienen mucho más para dar. Eso sí, no te niego que dejan el 100% en cada partido. Se rompen el alma en la cancha. No tiene nada que ver con el nivel, porque eso de va adquiriendo con el tiempo. El equipo tiene muchas ganas y hambre, en ese sentido estoy muy tranquilo.

¿Qué concepto tiene de Jermel Kennedy? 

Es un tipo muy joven que tiene excelentes condiciones. Es importante para sus compañeros en el rol ofensivo y tiene que adaptarse un poco más porque sigue en el proceso de conocimiento del medio. Sabemos que hay mucho roce y a veces lo chocan, lo van a buscar, lo intentan sacar del juego, entonces tiene que saber que entender, no digo de aceptarlo, porque no sé si es aceptable. Pero es un jugador muy importante para el equipo.

¿Qué han hablado, junto a sus dirigidos, con respecto a los objetivos?

La primera meta es mejorar algunos aspectos tácticos. ¿Para qué? Para que nuestro nivel ascienda y así alcancemos la Liguilla. No pensamos en otra cosa que no sea esta. Solo hay que laburar y meterle porque no es fácil para nosotros, ni para aquellas instituciones que están en la misma situación.

A lo largo de la entrevista mencionó a varios de los clubes en los que estuvo. ¿Cuál fue su camino hasta llegar a Marne? 

Arranqué en Waston con César Somma, luego pasé con él a Unión Atlética y Nacional (hace un par de años). Por suerte me abrió un montón de puertas y me enseñó muchísimo. Luego anduve por Atenas, Cordón, Cader y actualmente Marne. En este camino me he cruzado con varios técnicos con los que compartí un montón de conocimientos. Estoy en una etapa de formación y aprendizaje, por eso esto que tenga mi chance en primera no dice nada. Hay que demostrar y trabajar.

¿Su idea es seguir como entrenador en jefe o si surge una chance mejor como auxiliar, según su punto de vista, la aceptaría?

Estoy abierto a lo que sea. Capaz que el año que viene me ves solo dirigiendo mini-básquet. No soy solo entrenador de mayores. Soy técnico, estoy en formativas, como asistente, etc. Siempre voy a evaluar la mejor opción que se pueda.

¿Cómo me suscribo a Zona Naranja?

Para recibir la revista todas las semanas, contáctese a través del 2203 30 61 o el 2209 78 46. Abonando $220, los viernes llegará “el semanario que el básquetbol esperaba” a donde usted decida (en Montevideo o el resto de los 18 departamentos).


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario