miércoles, 22 de julio de 2015

La figurita sellada


El Torneo Sudamericano de básquetbol, disputado en Chaco (Resistencia) en 2012, desde hoy, quedará como un simple recuerdo ya que en el Preolímpico que se disputará en México –entre agosto y setiembre– se marcará el regreso de Jayson Granger a la selección uruguaya. Finalmente, tras varias idas y vueltas, el base que cerró una gran temporada en España.


Volver después de tantos años es un orgullo, por eso llego con mucha ilusión y ganas de hacer algo lindo con el equipo”, confesó uno de los jugadores repatriados del combinado que dirige Adrián Capelli.

Hablando justamente del técnico argentino, fue fundamental la gestión que realizó (junto a Ricardo Vairo) para que Jayson apronte el bolso y se sume al actual proceso de preparación. “Es la primera vez que, estando afuera, un entrenador fue a hablar personalmente conmigo y eso –quieras o no– fue un empujón fundamental y tomé la decisión de venir. Aparte vi que los compañeros son muy buenos y el proyecto parece ser interesante”, señaló.

Desde un principio, la intención era gestionar la presencia de los mejores y no tener excusas para el armado de la convocatoria. Sin embargo, por razones contractuales, Esteban Batista se bajó y Granger se lamentó por la noticia. “Estamos hablando del mejor interno uruguayo. Aunque por suerte somos 12 en la plantilla e intentaremos estar un paso adelante y aportar un granito de arena para ser los mejores”, reconoció.

Luego de varios anhelos frustrados, los hinchas se podrán dar el gusto de verlo con la remera celeste y la ilusión se mantendrá intacta. “Sé lo que le puedo dar al plantel. Vengo de un año muy lindo en Europa, por eso intentaré dar lo mejor tanto en ataque como en defensa y estar al 100% en todos los partidos”, sostuvo.

Por último habló de las posibilidades de Uruguay en el grupo. Cabe destacar que los rivales serán Brasil, República Dominicana, México y Panamá: “No somos una gran potencia a nivel mundial, como en fútbol, pero somos conscientes de lo que tenemos. Este año contamos con un grupo muy lindo, con mucha gente joven y experiente que tiene mucha hambre de competir ante grandes países”.



Una gran temporada

El hijo del histórico Jeff Granger se despidió de Unicaja Málaga por la puerta grande y después de coronar un gran año a nivel basquetbolístico. “Quedé con un buen sabor de boca porque se cumplieron los objetivos a nivel grupal e individual. Me sentí muy cómodo, contento, cerré una temporada sin lesiones. Sin dudas fue la finalización de un proceso muy lindo de trabajo”, repasó.

Tras el viaje a México, su futuro deportivo estará en Efes Pilsen de Turquía. “Esto no termina acá, afortunadamente me toca llegar a uno de los clubes más poderosos de Europa y su aspiración es jugar un Final Four y obtener una Euroliga”, concluyó.

El puente de fiesta

Cordón viene dulce en el Torneo Metropolitano y, lo más probable, es que en breve se corone como campeón y retorne a la Liga Uruguaya de Básquetbol. Uno de los surgidos en el elenco de la calle Galicia habló del presente albiceleste y manifestó: “Estoy muy contento por todo lo que está viviendo ahora ya que soy hincha del club desde chiquito. Aparte tuve la posibilidad de hacer las formativas ahí, así que me siento uno más allí”.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario