viernes, 22 de mayo de 2015

Diego Poyet: “Mi padre siempre quiso verme con la celeste”

FOTO: Diego Poyet comandando la fila a pura sonrisa
con Facundo Castro.

Uruguay deja plantada su bandera en ciertos puntos del planeta. Algunos son más conocidos que otros, pero la marca registrada del uruguayo se hace sentir. En este caso, la Premier League de Inglaterra tiene a Diego Poyet, uno de los muchachos que defenderá a la selección uruguaya sub 20 en Nueva Zelanda y Opinar charló con él para conocer un poco más de su presente y su actualidad en el fútbol.


-¿Qué significa para ud. defender a la celeste en un Mundial?

Muchísimo. Era lo que siempre quise, más desde que empezó la temporada. Busqué estar en la lista definitiva para el Sudamericano, pero por algunas cuestiones con el club no pude venir. Quizás en algún momento pensé que sería determinante para ir o no a la Copa del Mundo y por suerte me citaron para jugar unos amistosos hace un mes y medio y quedé muy contento.

-¿Cuál fue la reacción de su padre al momento de enterarse de la noticia?

Se puso muy feliz. Mi padre siempre quiso verme con la celeste, más allá de que nunca me presionó para tomar una decisión.

-¿Imagina alcanzar una Copa América, en el futuro, tal como hizo él en 1995?

(Risas) Ojalá. Sería increíble, pero todavía falta muchísimo.

-¿Cómo se viven los instantes previos a que el entrenador confirme la lista definitiva de convocados?

Es durísimo porque, más allá de que confirmé mi lugar, se quedaron cuatro compañeros afuera. No es común que te digan si vas o no vas a participar de un evento con tu equipo. Pero bueno, es parte del aprendizaje y estoy seguro que los que esta vez no van a viajar, seguirán luchando en los clubes.

-¿Hay equipo para sorprender en Nueva Zelanda?

Puede ser. Recién ahora estamos comprendiendo la idea final del cuerpo técnico. Nos queda encarar la etapa final de entrenamientos, con un amistoso incluido en el medio. En el Mundial van a haber selecciones fuertes y el nivel será muy parejo.

-¿Ya superó el proceso de adaptación al plantel?

Sí, con los compañeros estoy muy bien. En ciertos partidos me sentí un poco mejor, pero en todo momento intento aportar mi capacidad al grupo y si es bueno, adelante.

-¿Su temporada en el fútbol inglés fue una buena preparación para la Copa del Mundo?

Allá la competencia es intensa. Todos los fines de semanas se vive un “mini-mundial”. Todos los estadios se llenan siempre, es muy importante.

-¿Qué saben de los rivales que van a enfrentar?

Que Serbia y Mali estarán muy fuertes físicamente y que México tiene muy buenos antecedentes en estas competencias. El grupo en líneas generales va a estar durísimo, pero nosotros debemos saber que seremos difíciles para ellos, más aún si nos concentramos. De todas formas, nunca se sabe qué podría pasar en ciertos momentos porque un gol y una roja te cambian un partido.

-A Uruguay se lo ve con respeto en estas competencias, debido a los últimos antecedentes. ¿Es una presión o una motivación para ustedes?

Eso es muy bueno. No solo tuvimos muy buenos resultados anteriormente, a nivel de mayores también nos miran de otra manera. Ojalá que esta vez todo siga por este camino y podamos alcanzar una alegría.

-¿Cómo llega desde un punto de vista físico y futbolístico al campeonato?

En Inglaterra no tuve mucha continuidad, pero me entrené muy bien, a la par de mis compañeros siempre. Estos amistosos previos al debut me están viniendo muy bien porque estoy tomando minutos y ritmo con el balón en movimiento.

-Lo que suceda en Nueva Zelanda, independientemente de los resultados, ¿lo puede potenciar de cara al futuro (por ejemplo en su equipo, obteniendo un pase en Europa, etc)?

Seguro, no solo conmigo, sino que también con todos. El Mundial sub 20 siempre te ayuda para bien. Yo estoy muy feliz en West Ham y hoy en día no se me pasa por la cabeza cambiar de club.

Tomar un mate, bizcochear, chistarle al guarda

En la canción “Mi país” de Ruben Rada, las estrofas cuentan las costumbres de los uruguayos y en parte se despierta la nostalgia para aquellos que están lejos, principalmente en el exterior.

El caso de Poyet es “distinto” porque se crió en España y estos últimos años los vivió en Inglaterra. Sin embargo en las últimas semanas se instaló en Uruguay y se permitió darse algunos gustitos. “Hacía años que no andaba por acá, pero anduve en un par de asados y me re gustó”, confesó a las risas. “Le tengo que agradecer a los compañeros, con los que pasé y sigo pasando muchísimo rato, porque me ayudaron a ser un uruguayo más con su rutina”, agregó.


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario