martes, 7 de abril de 2015

Carlos Techera: “Espero estar bien y a la altura del partido”


En la cancha se están enfrentando los planteles de Tercera División de Wanderers y Nacional. El Parque Viera siente algunos golpes de viento, aunque no arruinan la imagen de un Prado hermoso. El encuentro fue improvisado, pero Carlos Techera aceptó y le pidió la periodista que fuera para otro lado en el que haya menos gente porque los nervios le podrían jugar una mala pasada.


Opinar dialogó mano a mano con el guardameta de 22 años que el próximo jueves saldrá del cascarón, ese que lo protegió en Uruguay Montevideo y Villa Teresa y que lo abrió ante Rampla Juniors hace escasas semanas, cuando hizo su debut en el arco bohemio.

-¿Fue todo una sorpresa?

Sí. Hay que estar preparado para cuando llegue la oportunidad, pero que sea contra Boca es algo inimaginable.

-Anteriormente, ¿qué fue lo máximo que vivió en el fútbol?

Primero una derrota con Canadian para ascender a la B, luego perder con Rampla y quedar a un paso de la A, vestir la camiseta de la selección uruguaya de la Segunda División y, sin dudas, que lo mejor fue el debut de hace unas semanas en Primera. El jueves… va a ser algo impresionante. Espero estar bien y a la altura del partido.

-¿Aprendió de las caídas?

En los primeros días sentís un dolor inmenso. A veces pensás que si subís no tenés que trabajar más, por ejemplo. Así que ahora lo único que tengo que hacer es vivir al máximo este momento.

-Hace unas horas le mencionó a una radio colega que ya comienza a imaginarse el partido, una vez que le dicen que va a ir a la cancha. Más allá de la emoción, ¿supone que podría utilizar la técnica de la “chicana” ante los delanteros para ponerle un poco de pimienta a los 90´? ¿Cómo piensa que va a ser su actuación?

(Risas) Sí, pero creo que no hay manera de chicanear a esos muchachos. Igual, los que entramos a la cancha tenemos dos piernas y dos manos. Yo espero tenerlas.

-Si Daniel Osvaldo ingresaba a la convocatoria xeneize, ¿tendría un sabor más especial el juego?

Claro, pero ya basta con que vengan Lodeiro, Agustín Orión –ese que veo por la tele–, etc. Van a estar todos esos monstruos, algo que hace un año capaz veía inalcanzable. De hecho se me pasó por la cabeza alguna vez y me dije que sería precioso enfrentarlos.

-La familia y los amigos, para este caso, son un apoyo fundamental. Desde lo físico no va a tener una persona a su lado, pero, ¿qué le diría su padre si lo tuviera enfrente en lo previo al cotejo?

Que disfrute y que demuestre lo que sé. Él siempre me dijo que la luchara. Por suerte seguí su camino y hoy en día estoy donde estoy.

-¿Lo que más quiere es regalarle una victoria?

Principalmente quiero que esté conmigo y demostrar para qué estoy y que me conozcan un poco más. Sinceramente, debo darle gracias a Dios porque él me pone esta prueba hermosa.

-Para el hincha bohemio y talvez para aquellos que siguen el fútbol uruguayo, puede pensar que Boca, por más respeto que se le deba tener, no es ningún cuco. ¿Cómo lo analizan?

Y… en La Bombonera perdimos 2-1. No nos pasaron por arriba. Capaz que a Alfredo (Arias) no le gustó cómo jugamos, pero no sentimos vergüenza.

-El director técnico tiene un estilo muy definido. ¿Qué le pide con respecto a ese tema?

Que trate de no pegarle y que juegue en corto. Particularmente me gusta estar con la pelota dominada, creo que lo hago bien. Y también tengo que hacer lo mio, atajar.

El mensaje para los de abajo

Así como fue suplente de Leonardo Burián, en todo este tiempo, el jueves quien estará detrás de él será Ignacio De Arruabarrena, un guardameta de 17 años que hoy defendió la valla albinegra ante los tricolores en la caída por 3-1. ¿Qué consejo se le puede dejar a los muchachos que vienen abajo?

El ex Uruguay Montevideo señaló con una sonrisa: “Me pondría de ejemplo”. Y añadió que “lo fundamental es que la luchen. Por más que uno les diga que en algún momento tiene que trabajar y seguir sus estudios, al fútbol también lo debe tener en cuenta y más si le gusta y que confíen en sí mismos”.

La celeste: El sueño del pibe

Ser citado por el Maestro Tabárez es una asignatura pendiente. De todas formas, no le cerró la puerta a esa posibilidad ni bajó los brazos.

Como a todos los jugadores uruguayos, la ilusión de vestir la camiseta de la selección uruguaya nunca la voy a perder. Aunque, hace un tiempo veía lejos estar acá en Wanderers y ahora vivo todo esto. Capaz que en estos partidos la cosa sale bien y nunca sabe qué puede suceder. Tengo 22 años y los goleros, por suerte, atajan hasta una edad avanzada”, confesó Techera.


@MathiRosello

1 comentario: