viernes, 30 de enero de 2015

Una buena vidriera


Desde diversas partes del Mundo, los agentes o scouts –como son conocidos en varias partes del planeta fútbol–, arribaron al Uruguay para seguir bien de cerca las acciones del Torneo Sudamericano sub 20. El sueño europeo o el de los clubes más importantes de América está al acecho y todo depende de las capacidades de los gurises que la rompen fecha tras fecha en el campo de juego.


Opinar se acercó a dialogar con alguno de estos enviados para conocer cuál es la idea y qué papel vienen a cumplir a pedido de las instituciones. Eso sí, el silencio es una constante. No todos prefieren dialogar frente a los medios, ya que desde arriba, el hermetismo solicitante para que no se escape ningún nombre es fundamental.

Me ha tocado la oportunidad de visitar varias veces el Uruguay. Me encanta su país. Recuerdo que anteriormente vine con motivo del campeonato juvenil del año 2003, en el cual estaba Carlos Tévez en Argentina. En esa oportunidad hice el scouting para clubes holandeses, sin embargo ahora me debo a Chelsea”, señaló Piet de Visser.

Identificado con una campera azul y el escudo del elenco londinense, explicó cuál es su tarea: “Simplemente, tengo que viajar a varios países para observar buenos jugadores”. Y como dijimos en líneas anteriores, no puede, dar ningún tipo de pistas. “Estoy observando grandes profesionales, pero no te puedo decir ningún nombre”, manifestó entre risas.

En líneas generales, estos cazatalentos se trasladan de ciudad en ciudad para analizar y ver como espectadores de lujo los eventos de relevancia. Por esta vía, le echan el ojo a aquellos jóvenes que parecen ser los más capacitados de vestir los colores del club que se muestre interesado.

El holandés fue sincero y opinó sobre las características diferentes que le puede brindar un muchacho surgido en América a las ligas del viejo continente. “Tu mismo lo puedes observar. En los equipos top de Europa, hay varios futbolistas sudamericanos. Suárez, Falcao, varios desde Brasil, en fin, son un montón de ejemplos. No solo le brindan sus habilidades, sino que también llegan con una gran mentalidad”, sostuvo.

Por último fue consultado sobre el alto voltaje que le ofrecieron las dos primeras etapas del hexagonal final a la gente que se acercó a las tribunas del Estadio Centenario y Parque Central, pero confesó: “Recién llegué desde Brasil, es mi tercer día aquí. Necesito ver algunos juegos más, así me interiorizo más sobre el nivel”.

De escala en escala, con un descanso que debe ser clave, ya que la vista debe ser de privilegio, y un lugar asegurado en los estadios, es la forma en la que dividen su rutina los scouts. Esos que intentarán cumplir el sueño del pibe a los hombres uruguayos, argentinos, brasileños, colombianos, paraguayos y peruanos.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario