sábado, 10 de enero de 2015

Con el librito del Maestro

FOTO: Santiago Ostolaza junto a sus colegas Fabián Coito
y Gustavo Ferreyra (sub 20).

El proceso de selecciones inició una nueva vuelta de reloj, esta vez, con competencias más que importantes. Bajo la atenta mirada de Óscar Washington Tabárez, entrenador del plantel principal, los técnicos interactúan permanentemente con reuniones de intercambio que fortalecen un modelo que nació en 2006.


Uno de los planteles que inició el año con todo fue el sub 17. A la vuelta de la esquina, está un objetivo importante: el Sudamericano de la categoría (a partir de marzo). Si bien, por estos días, la atención se la lleva la sub 20, los dirigidos por Santiago Ostolaza vienen a paso firme con su preparación y demostrando a dónde quieren llegar.

Venimos con un proceso muy importante. Sin lugar a dudas tuvo mucho que ver la convocatoria inicial de Alejandro Garay en la sub 15, más allá de que se fueron sumando algunas piezas”, remarcó el Vasco.

El exjugador y entrenador de Nacional, entre otros clubes, asumió a su puesto en enero del año pasado. Y a lo largo de los amistosos, contó con una base de futbolistas de buen nivel. “Hay un plantel parejo. Siempre apuntamos a que se potencie. Lo que más valoro de este grupo es la humildad. Es muy solidario y se concentra mucho en los partidos y eso es muy importante”, indicó.

“Es una idea que intentamos llevar a cabo por lo que nos pidió el Maestro Tabárez. Él precisa jugadores que tengan disponibilidad para la marca, pero que cuando tratan la pelota, sepan tratarla. Con ese perfil es que monitoreamos a los futbolistas”

De más está decir el papel del orientador celeste, sin embargo, Ostolaza lo destacó: “En los entrenamientos está siempre, junto a su cuerpo técnico. Lo bueno es que podes hablar con nombre y apellido de los convocados y los conoce a todos”.



Para hacer un paralelismo, Adrián Sarkissian (ayudante técnico en la sub 17) señaló que el perfil bajo y ser cauto al momento de tomar una declaración “es lo que más nos asimila, por encima de la parte futbolística. Nos unifica la forma de pensar, de proceder, de querer progresar, por ello seguimos esa línea de trabajo”.

A nivel personal, está dando sus primeros pasos como entrenador. “Uno trata de crecer y aprender. Es lógico que después de haber estado en Europa se abren más puertas. Soy muy joven, voy a intentar que al lado de Ostolaza y del proceso sea todo como una beca para volcar lo que uno aprendió y puede ser mejor para los gurises”, puntualizó.

Cada uno forma su estilo, pero a lo largo de los años fui absorbiendo algunos elementos de los entrenadores. Esto sirve para aportarle al conocimiento en la formación de los jugadores para que ellos tengan las armas para seguir en este medio”, agregó.

El exfutbolista de River Plate llegó al equipo de trabajo de Ostolaza porque lo consideró una persona de confianza. “Al Vasco ya lo conocía porque me dirigió en sus comienzos, pero fue una sorpresa, más allá de que antes había tenido la oportunidad de trabajar en Francia. Acá es mi primera experiencia y no hay forma de negarse a seguir vinculado a esto”, concluyó.

 @MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario