domingo, 2 de noviembre de 2014

Sigan así

Foto: La sub 17 alzando la copa del Torneo Limoges en octubre

La selección uruguaya sub 17 derrotó a Perú en dos amistosos disputados entre jueves y sábado, respectivamente, en el Complejo Uruguay Celeste. Los dirigidos por Santiago “Vasco” Ostolaza continúan con una muy buena preparación previa al Sudamericano de la categoría, el cual se disputará en Marzo en Paraguay.


Estamos agarrando confianza. Particularmente, venía arrastrando una lesión y el Vasco me ayudó a superarme”, comentó Diego Rossi –delantero de la cantera de Peñarol y de este combinado–.

En lo que va de la preparación, varias fueron las opciones en el ataque. De todas maneras, nada está definido. “La idea de juego para todos es la misma. El que entre, va a dar el máximo”, agregó.

En lo que va del proceso de juveniles, el atacante viene siendo una de las fijas y, en la sub 17, no es la excepción. Sobre vestir la camiseta celeste en tierras guaraníes, destacó: “sería un sueño. A mi me tocó competir en el Sudamericano sub 15 y fue muy lindo. Pero lo que vaya a suceder, el tiempo dirá”.

De los nuevos, entre la transición de una generación a la otra, está Joaquín Piquerez. El volante de Defensor Sporting fue sobrio al momento de confesar que el combinado charrúa no está un paso por encima de las otras selecciones: “estamos muy tranquilos, con los pies sobre la tierra. No subestimamos a los rivales. No podemos decir que estamos un paso adelante, pero la selección siempre está definiendo, por eso somos conscientes que todos los partidos van a ser muy difíciles”.

En el último mes, se coronó campeón del Torneo Limoges sub 18, ante Canadá, Ucrania y Francia. “Viajamos con el fin de agarrar fútbol internacional e ir tomando minutos pensando en el principal objetivo que es el Sudamericano. La experiencia fue muy positiva porque jugamos contra categorías más grandes y por suerte nos trajimos la copa para Uruguay”, indicó.

Marcelo Saracchi, polifuncional del plantel, habló de la posibilidad que le brindó el cuerpo técnico en esta preparación. Me imaginé siempre esta oportunidad, pero una vez que la viví, fue todo diferente. Es todo muy lindo y aprendes bastante”, confesó.

¿Por qué lo de polifuncional? El danubiano te lo explica: “juego de lateral-volante. El técnico me pide siempre que suba mucho. A veces estoy más cerca del área y me toca meter algunos goles”.

El arco, muchas veces es discutible, pero en este caso, está en buenas manos. El dueño de la llave es Renzo Rodríguez: “de acá, hasta marzo, son meses decisivos. Seguiremos jugando amistosos y tendremos que estar preparado para lo que sea y llegar a la lista final”, expresó.

El arquero carbonero reflexionó que: “el grupo se destaca por su compañerismo” y añadió que fuera de la cancha nos llevamos muy bien todos, no hay ninguna rivalidad, salvo la deportiva que en los clubes la vivimos semana tras semana”.

Al igual que los anteriores, participó del torneo disputado en Francia. Al respecto se mostró muy contento y, en parte, realista. “Ganar un torneo internacional en Europa fue muy importante. Sinceramente, no viajamos con la idea de ser campeones, lo principal era la preparación para el Sudamericano y sumar minutos”, sentenció.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario