sábado, 11 de octubre de 2014

Mathias Rolero: “Me comentaron la posibilidad de defender a Rampla”


El arquero que muchas veces fue pretendido en un cuadro grande juega en un equipo de Segunda División. Mathias Rolero, surgido en la cantera de Cerro, campeón con este club de la Liguilla 2009, volvió al país con ganas, para demostrar que aún se siente vigente –independientemente de su juventud–. Opinar dialogó con el arquero sobre las posibilidades concretas de defender al carbonero y de las dificultades que vivió en el exterior.


-¿Qué lo llevó a firmar por el palermitano?

Central es uno de los equipos más serios de la B y del fútbol uruguayo. De a poco nos estamos acostumbrando con los compañeros porque es lo principal.

-¿Tuvo la oportunidad de permanecer atajando en el exterior?

En realidad tenía contrato hasta diciembre en Honduras. Pero, la situación de vida no es la mejor allá. Me volví para estar más cerca de la familia y porque mi hijo recién tiene seis meses.

-Su idea, ¿es tener el nivel de aquel guardameta juvenil que sorprendió en Cerro y era pretendido por varias instituciones importantes?

Volví para hacer las cosas bien. Trataré de hacer lo mejor, como lo hice en todos lados en los que estuve. A veces las cosas se dan, otras no. Es parte del fútbol. El hincha es especial, hay que entenderlo.

-El albiceleste hace unos meses estaba buscando un arquero. ¿Fue llamado por algún dirigente o, por el momento, su intención no es volver?

(Piensa…) No me llegó ningún llamado. En Cerro tengo una excelente relación con la hinchada porque me quiere mucho y, aparte, me guardo un gran cariño de ella. Con los dirigentes que trabajan allí no tengo una gran relación. Estoy divorciado del grupo empresarial que maneja al club. En algún momento voy a volver para reencontrarme con su gente.

-De todas maneras el presidente cambió hace unos meses…

Sí, pero es brava la cosa. No tengo diálogo con los directivos, por eso me cuesta un poquito más. ¿Sabías qué? Me comentaron la posibilidad de defender a Rampla y no fui por una cuestión de respeto. No tengo nada en contra, es más les agradecí el contacto, pero no podía terminar ahí.

-En varios períodos de pases, su nombre resonó en los equipos grandes. ¿Qué tan cerca estuvo de alguno de estos?

Mientras estaba afuera, el 28 de enero recibí la llamada del Tío Sánchez. Se interesó por mí y me planteó que vaya a jugar a Peñarol. Accedí con muchas ganas, pero desde Honduras no me dejaron venir. Tenia todo arreglado, pero no pude llegar.

-¿Cómo reaccionó ante esa situación?

Terminé con mucha bronca. No solo porque me llamaron de un cuadro grande, sino por la impotencia de estar lejos de mi familia.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario