viernes, 8 de agosto de 2014

Néstor Moiraghi: “Si tuviera que volver a Uruguay, jugaría en Defensor o Rampla”


Olimpo de Bahía Blanca viajó a Uruguay, y se instaló en un coqueto hotel del Parque Rodó, a la espera del amistoso ante Peñarol en el Estadio Centenario. En su plantel se encuentra Néstor “Chino” Moiraghi, argentino, exzaguero de Rampla y Defensor Sporting. Opinar dialogó con uno de los futbolistas que toma la voz de mando en el equipo aurinegro sobre lo que se viene en el campeonato de su país, la actualidad sin Julio Grondona y el recuerdo de su período en el fútbol uruguayo.

-El barrio lo conoce, al rival ya lo enfrentó en varias oportunidades y no dudo que, prácticamente, se siente un uruguayo más. ¿Retornó por un ratito a su segunda casa?

La verdad que conozco todo bastante bien. Me acuerdo que llevaba a los nenes al Colegio Latinoamericano, que es el de la zona. A Peñarol también lo he enfrentado, de hecho lo seguí en los partidos que pude ver desde allá. Vamos a enfrentar a un rival que está en formación de cara al torneo, al igual que nosotros, pero venimos a hacer un buen papel e intentar llevarnos la victoria –por más de que sea un amistoso–.

-¿Cómo se encuentra Olimpo en la recta final, previa el campeonato?

En el último año nos quedamos en la categoría, luego de zafar del descenso. Ahora apuntamos a estar entre los primeros cinco de la tabla, teniendo en cuenta que nadie va a llegar al Nacional B. Somos concientes que es complicado, de todas formas contamos con el material, pese a que se nos fueron futbolistas importantes.

-¿Comienza a consolidarse un proceso de la mano de Walter Perazzo (quien asumió en 2012)?

Sí, él y su cuerpo técnico arrancan su tercera temporada. Saben lo que quieren y lo tratan de demostrar con el grupo en el campo de juego. Aparte es un entrenador que le da mucha libertad al jugador en la cancha. Eso le permite mostrarse a los jóvenes que se encuentran a un paso de debutar. Quizás eso explica que se hayan ido algunos compañeros.

-¿Empezó a sentirse de a poco la ausencia de José “Trencito” Valencia, un futbolista joven, pero con mucho talento, o hay material para suplirlo de gran forma?

Nos dolió que se haya ido, como también fue difícil la partida de Ezequiel Cerutti. En el ataque hacían desastres, aunque tenemos tranquilidad y confianza en que Agustín Vuletich y Miguel Borja van a funcionar en la competencia.

-Tras la pérdida física de Julio Grondona, en la presidencia de la Asociación del Fútbol Argentino, el semestre que viene, ¿se vivirá de otra forma diferente?

Va a ser medio raro. Para los jugadores de fútbol fue un gran dirigente, de hecho muchos de los que estuvieron a su lado dicen que era una muy buena gente, por más que fue muy criticado en algunos puntos de su gestión porque para muchos no los trabajó de la mejor forma. Igual, creo que hizo crecer demasiado al fútbol argentino y todos los que pisamos una cancha nos sentimos agradecidos.

-¿Se siente un referente dentro del plantel?

Mirá, cuando llegué, me acuerdo que vinimos 22 futbolistas nuevos y solo se habían quedado cuatro. En esa temporada de ascenso fuimos siete los compañeros que llevabamos el grupo adelante, lo hicimos bien y todos tiraron para el mismo lado. Hoy en día ya cumplo mi tercer año en Olimpo y creo ser un referente. Tengo que demostrarlo dentro de la cancha y en el vestuario, donde los chicos necesitan ser apoyados.

-Hace un tiempo, Nacional estuvo buscando un zaguero con mucho peso en el área y líder al momento de acomodar a sus compañeros. ¿Le llegó un llamado desde la Avenida 8 de Octubre?

Que yo sepa, se comunicaron con mi representante. Pero mi idea no era venir a jugar en Nacional o Peñarol. No es lo que yo pretendo. Si tuviera que volver a Uruguay, jugaría en Defensor o Rampla.

-Acaba de darle un mimo a las parcialidades Picapiedra y Violeta…

Sí, seguro. Ambos clubes me abrieron las puertas y me recibieron muy bien siempre.

-En la última temporada, Rampla ascendió nuevamente a primera. ¿Siguió a la distancia la campaña?

Claro, porque jugaban Bruno Barreto y Richard Núñez. Ellos y el grupo lograron levantar a un club. Eso me puso muy contento. Ojalá que ahora me sea más fácil seguir los partidos porque en la Segunda División me costó bastante.

-Y Defensor sorprendió a América llegando a semifinales. ¿Qué le generó cuando vio al elenco de Punta Carretas palmo a palmo entre los mejores de la Copa Libertadores?

Me emocionó demasiado. Al ver tantas cosas buenas en una institución, las cuales siguen haciendo bien, se le demuestra al fútbol uruguayo que no avanza solamente por los grandes.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario