martes, 26 de agosto de 2014

Julián Perujo: “Rampla merece jugar en la A”


En varias ligas del Mundo, los uruguayos son protagonistas. Por más que muchas veces no son publicitados, varios futbolistas surgidos en instituciones menores del Uruguay viven un gran presente a nivel profesional. Uno de los tantos casos es el de Julián Perujo, exlateral de Rampla, Nacional y Defensor Sporting, quien charló con Opinar sobre su temporada en Atlanta, club en el que viene jugando hace un par de campeonatos.


-¿Cómo lo lleva este presente en el fútbol argentino?

Bien. Estoy muy contento en la institución que estoy. Lamentablemente, deportivamente hablando, no pudimos ganar en estas cinco fechas y quedamos muy relegados en la tabla de posiciones.

-Por lo que vi, en las últimas semanas jugó con la reserva. ¿No está teniendo su oportunidad en el primer equipo o es simplemente una decisión técnica?

No, sinceramente el año anterior jugué todos los partidos, salvo tres que estuve suspendido. En estos primeros juegos estuve en tres como titular y en los otros dos en el banco. En estos no aparecí en el once porque el entrenador cambió el esquema táctico y planteó una línea de tres en el fondo.

-¿Fue complicado ganarse un lugar en un equipo histórico del ascenso argentino como Atlanta?

Sí, porque la competencia diaria con los compañeros es muy fuerte. A su vez, es muy sana. A pesar de estar pasando una mala racha, tenemos un grupo con muy buena gente y muy predispuesto para el trabajo.

-Durante su carrera convivió con ciertas hinchadas que tienen su exigencia y paladar futbolístico. Detrás suyo estuvieron los fanáticos de Rampla, Nacional y del bohemio de Villa Crespo. ¿Cómo fue su relación con estos últimos? ¿Tuvo algún inconveniente o nunca sintió ninguna presión de la “barra”?

Sin dudas que todas las hinchadas son distintas. La de acá es muy similar a la de Rampla porque es un equipo grande entre los chicos. Por suerte con la barra solo tuvimos una situación, muy aislada, y no pasó nada.

-¿Qué balance realiza de este tiempo en el ascenso argentino, no hay que olvidar que anteriormente defendió a Boca Unidos de Corrientes?

Te diría que es muy positivo. Pese a que en Boca Unidos no tuve continuidad, me sirvió mucho para lo que llegó después Atlanta. En las dos categorías, tanto en el Nacional B, como en la B Metropolitana, hay mucha competitividad y esta última se parece bastante al fútbol uruguayo.

-Su potente pegada de pelota quieta parece que la sigue manteniendo porque algunos de sus goles fueron por esa vía, ¿le sigue prestando atención a la técnica, trabaja con ella?

Sigo pateando, aunque acá hay varios compañeros que le pegan muy bien. Tenemos que ponernos de acuerdo porque todos queremos patear. Solamente hice un gol de tiro libre el torneo pasado, así que espero poder hacer alguno más este año.

-En el interior, Corrientes por ejemplo, ¿se viven de forma diferente los encuentros o la pasión es similar a la que tiene la gente bonaerense?

No sé si se vivía con menos pasión. Lo que si es claro es que Boca Unidos es un club relativamente nuevo en el futbol, entonces no tenía mucha hinchada. No hay que olvidar que el club grande ahí fue Mandiyú, que en su momento supo jugar en primera. En Buenos Aires el aguante es impresionante. Los partidos se juegan con 5000 personas, como mínimo, cosa que en Uruguay no pasa.

-Por más que Argentina está al lado de Uruguay, ¿pudo seguir al fútbol uruguayo en el último tiempo?

Siempre lo sigo. Lamentablemente no puedo ver los partidos, aunque sí miro los resúmenes o el show de goles y constantemente estoy leyendo las noticias de lo que va dejando las fechas.

-¿Qué le generó el ascenso de Rampla?

Una alegría inmensa y una satisfacción enorme porque Rampla merece jugar en la A. Es un grande del futbol uruguayo. Aparte lo merece por mis excompañeros que lograron ese ansiado ascenso en el año del centenario.

-¿Surgió la posibilidad de volver al picapiedra, donde es considerado un referente?

La verdad, no surgió. Pero, creo que yo ya tenía pensado seguir en Atlanta y estoy seguro que voy a volver. Rampla es mi casa, lo siento de esta manera. Ojalá que pueda regresar pronto para pelear cosas importantes.

1 comentario: