sábado, 23 de agosto de 2014

Diego Markic: “Hoy en día es muy complicado hablar de un proyecto”


Mundial, fútbol uruguayo y su experiencia. Diego Markic, ayudante técnico de Rodolfo Arruabarrena, con pasaje en Nacional en los últimos años, charló desde Argentina con Opinar sobre sus andanzas en nuestro país y la posibilidad, reciente, de compartir equipo de trabajo con José Néstor Pekerman en la selección colombiana durante Brasil 2014.

-¿Qué le dejó la experiencia mundialista, en la cual formó parte de un cuerpo técnico?

Vivir un torneo de esas características, debido al significado que tiene, fue algo que me dejó sin palabras. A su vez los resultados ayudaron y el equipo jugó muy bien, por eso me dejó más feliz. Me incorporé cerca del comienzo porque Pekerman necesitaba una persona más, y debo decir que el cuerpo técnico y los jugadores me la hicieron muy fácil porque me ayudaron mucho.

-¿Su papel era la de analizar a los rivales? Si era así, lo hizo bastante bien…

En principio sí. La idea era analizar a las otras selecciones, pero más allá de que había un grupo armado, siempre traté de dar lo que podía para sumar. Respetando también que había otras personas trabajando.

-Su relacionamiento con José Pekerman permitió un acercamiento. ¿La propuesta de trabajar con él fue solo para este campeonato o surgió antes?

No, con él siempre mantuve una buena relación, incluso estando en Nacional lo he llamado varias veces preguntándole por ciertos jugadores colombianos y otros que me recomendó, etc. De todas maneras esto se dio un mes antes del Mundial. Me llamó justo cuando con el Vasco (Arruabarrena) estábamos reunidos con Racing. Le pedí un poco más de tiempo, me lo dio, esperé que se definiera el tema ese. No se concretó y me puse a disposición de Colombia.

-Su intención, ¿es continuar con Arruabarrena o tiene la posibilidad de continuar un tiempo con el combinado cafetero?

Siempre dije que seguiría con Rodolfo y que no cambiaría, por una cuestión de respeto. Aparte yo me siento cómodo dirigiendo con él. La Copa del Mundo me serviría para aprender y, como no teníamos club, era interesante para sumarme.

-Usted conoce lo que son los mundiales por dentro. ¿Cómo diferenciaría un sub 20, en el cual fue campeón, de uno a nivel de mayores?

Hay muchas diferencias. En Malaysia 97 lo viví como jugador, ahora fue como técnico. Como futbolista no te preocupas mucho porque no te falta nada. Por otro lado, teniendo una cabeza de entrenador, te empezás a preocupar en la logística, la estructura y, sinceramente, lo que mueve un torneo de estos –no solo desde lo deportivo–, sino de toda la organización y del viaje es inexplicable. Realmente, vivís como si fueras un rey durante 45 días.

-Anteriormente tuvo una experiencia de seis meses en el fútbol uruguayo. ¿Se mantiene al tanto de las informaciones, lo sigue a través de la televisión e internet?

Sí, de hecho hablo seguido con los jugadores que tuvimos. Se mantiene el contacto, mismo con el profe (Julio Moreno). Siempre nos dicen cómo les va personalmente y más allá de lo futbolístico.

-¿Le gustaría retornar en algún momento?

A ver, en lo personal fue una linda experiencia. Habría que dejar pasar un tiempo. Hubo muchas cosas que no se hicieron bien y por ahí me quedó un sabor amargo. Ese semestre me permitió aprender, conocer a varias personas con las que quedó una gran amistad.

-¿Tiene las fuerzas para retomar la orientación de una institución o aún esperarían un tiempito?

En realidad hubo propuestas, pero las vivencias nuestras nos marcan que el apuro te lleva a veces a tomar una oportunidad solo por trabajar y termina siendo una equivocación. Hoy en día es muy complicado hablar de un proyecto, aunque estaría bueno llegar a un club serio que –por más que dependan los resultados–, exista un aval y se hagan las cosas seriamente.

@MathiRosello 

No hay comentarios:

Publicar un comentario