sábado, 9 de agosto de 2014

A todas partes iré contigo



Nicolás y Omar Schbib, padre e hijo, viajaron con el plantel de Olimpo de Bahía Blanca para seguir el encuentro de su equipo ante Peñarol. Ambos son periodistas de Olimpo de Primera TV y el multimedio que comprende esa propuesta y charlaron con Opinar sobre el proyecto familiar que no solo involucra a ellos, sino que también participan varias personas directas.

Somos hinchas fanáticos desde siempre. Esa es la única manera que uno puede llevar adelante una profesión así y seguir al equipo juegue donde juegue. El lema nos caracterizó hace 12 años, donde estuvieramos, primero en la tele, luego en la radio, posteriormente en la web y por último en las redes sociales (Twitter y Facebook). Lo que queremos brindar en nuestra empresa familiar es la información del plantel las 24 horas, es decir qué amistosos juega, dónde concentra, etc. Mi viejo, el Turco, es el que filma, yo hago las notas. Mi vieja y mi novia no pudieron viajar, aunque también son parte de la producción del programa”, comentó con entusiasmo Nicolás Schbib.

En el periodismo deportivo, muchas veces el cariño hacia algo muy importante, trasciende más que lo económico. “La idea de viajar a Uruguay salió hace un día y medio. No tuvimos ni tiempo para pensarlo, ni prepararlo. El otro día en mis cuentas personales ponía un poco bromeando que las tarjetas estaban con la lengua afuera, más o menos. No daban más y las exprimimos al mango”, agregó.

La difícil línea de ser hincha y periodista para no perder la objetividad que merece el espectador, lector o radioescucha, es complicada de manejar. Al respecto indicó: “a veces es muy difícil. Somos muy pasionales en todo lo que hacemos. Tratamos de controlarnos más cuando vamos a jugar de visitantes, quizás no gritamos mucho los goles, pero de locales reaccionamos diferente”.

Fuera de micrófono, Omar Schbib aclaró que el proyecto inició por el amor a la camiseta. Los dirigentes, futbolistas y entrenadores de turno (por plantearlo de alguna forma) quedaron de lado. Sobre esto explicó: “hace poco dije que Olimpo es más como institución que el mejor presidente, el mejor jugador y que la mejor hinchada. Nadie puede superar a la institución, por más bueno que sea. Se supone que cuando alguien agarra la directiva de un club, trata de hacer lo mejor para que se beneficie un gran número de personas que adhieren a él”.

Más repercusiones del amistoso ante los mirasoles


Foto: @NSchbib


Nereo Champagne

Es un equipo que durante la última década estuvo mucho tiempo en primera, por más que ha subido y bajado. Hace dos años se encaró un proyecto muy serio, logramos el ascenso, mantuvimos la categoría, fuimos creciendo intentando escribir la historia. Este partido va a formar parte de ella porque es la segunda vez que sale de Argentina, anteriormente enfrentó a Defensor Sporting en Colonia. En este caso pisó por primera vez Montevideo y va a participar de un encuentro en el Estadio Centenario. Para el grupo es un orgullo enfrentar a un club grande y en ese césped tan lindo mucho más”, explicó el guardameta aurinegro.

El golero de 29 años, aseguró que la fiesta que se vivirá en el Centenario será similar a la que viven semana a semana en el Estadio Carminatti: “la gente, en diferentes dimensiones, es muy seguidora. Siempre nos sigue de local y visitante, por eso va a ser lindo jugar con unas tribunas pintadas de amarillo y negro. Estoy seguro que tendremos un espectáculo hermoso para todos”.

El cotejo le permitirá reencontrarse con varios futbolistas que pasaron por mismos planteles. En el arco de enfrente estará un viejo conocido: Pablo Migliore, con quien compartió plantel hace algunas temporadas. “Fui compañero en San Lorenzo durante tres años. Para mí es un gran arquero, no tengo dudas que en Peñarol lo va a demostrar. Estoy seguro que va a dar lo mejor de él porque es un profesional”, puntualizó, y a su vez, no se olvidó de la última incorporación del Manya: “leí que Juan Manuel Olivera, con el que también fui compañero, volvió a Peñarol. Sinceramente me alegro porque es muy buen jugador, y una persona increíble por sobre todas las cosas. Por más que solo jugué un semestre, me dejó una grata impresión, de hecho en el último Estudiantes-Olimpo nos saludamos y charlamos un largo rato”.

Por último, teniendo en cuenta la postergación del primer encuentro en el Torneo Argentino, aseguró que el amistoso: “lo tomamos como un partido oficial de primera división. La única diferencia es que no se juega por los puntos. En la previa se asemeja mucho a un partido de allá. Hay que trabajar con los juveniles que viajaron para tomar algunos minutos ya que va a ser muy similar a un debut en la máxima divisional”.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario