jueves, 22 de mayo de 2014

Martín Rivas: “El lunes ya estábamos enfocados en Danubio”


Wanderers viene de un festejo y va por otro. El elenco Bohemio se coronó como el mejor del Torneo Clausura 2014 y el domingo buscará tener en su palmares la copa de campeón uruguayo. Opinar dialogó con el zaguero Martín Rivas, con quien palpitamos la previa al encuentro frente a Danubio y repasamos la obtención del torneo.

-¿Son conscientes de que lo que lograron fue histórico o a medida que avanzan las horas bajan las revoluciones teniendo en cuenta que en frente hay un objetivo más importante?

El plantel es consciente de lo que logró el domingo, pero ya nos cambiamos el chip porque nos jugamos algo mayor. Festejamos como se debía, cada uno estuvo con su familia y luego se decidió concentrar y el lunes ya estábamos enfocados en Danubio, un rival digno, al cual esperamos vencer para cumplir un sueño y darle una alegría más a la gente.

-¿Qué fue lo que más te llamó la atención estando en Florida?

El marco de público fue muy importante y el apoyo de los hinchas fue incondicional. Una vez que llegamos, se veían banderas, público en las calles y filas inmensas. También cuando Silvera pitó el final del partido y nos abrazaban y agradecían con lágrimas en los ojos, fue lo que más me tocó y a uno lo motiva para seguir.

-¿Cuál fue el momento clave? Ese que dijeron, “ta, no se nos escapa más el torneo”…

Los 15, 20 minutos finales fueron bravos. Quizás dejamos un poco de lado nuestro estilo porque nos pusieron cuesta arriba el encuentro y nos fue metiendo adentro de nuestra área. En la jugada que pensé eso fue en un mano a mano de Junior Árias, lo atajó Fede (Cristóforo), y en un rebote en Maxi Olivera la pelota se iba metiendo y tuve la suerte de estar ahí en la línea.

-Algo que me llamó la atención fue la actitud positiva ante la utilización de un esquema y una idea futbolística. ¿Fue complicado prescindir de ella en algún momento del campeonato, cuando las cosas no les salían?

En algunas ocasiones se nos complicó por el planteamiento de algunos equipos que salieron a presionarnos y quitarnos el balón, que es con lo que se maneja mejor el grupo. Fuimos conscientes y estaba claro que no debíamos resignarlo, siendo visitantes o locales. Esto nos hizo estar donde estamos hoy. Si bien en algún partido tuvimos que apostar hacia los pelotazos directos al Chapa (Blanco), no fue algo fuera de lo normal. Posiblemente se buscaron herramientas fuera de lo normal.

-¿Cómo vivieron la práctica posterior al juego con El Tanque?

Fue algo distendida debido a la felicidad de cada uno. Hicimos un regenerativo de 30 minutos, pero desde que finalizó el trabajo, la final pasó a ser prioridad. Llegamos muy motivados, aunque con los pies sobre la tierra porque ellos son muy buenos, tienen grandes individualidades –por más que no juegue Jonatan Alvez–, como Ignacio González, Camilo Mayada. En esta clase de partidos, no importan las rachas, queda atrás si se ganaron siete partidos, si hubo algún tropezón, o algo de eso.

-¿Qué piensa de la designación del Estadio Franzini? ¿Hubiese preferido el Centenario hasta por una cuestión de que haya mayor concurrencia?

Fue un sorteo y favoreció a Danubio. El plantel se juntó el lunes para votar qué cancha preferíamos (Centenario o Parque Central) y elegimos la última. Está bien el campo de juego del Franzini, no tanto como el estadio de Nacional. No hay excusas, es una final y hay que jugarla donde sea. En cuanto al público, es importante que asista al espectáculo, pero nosotros nos debemos preocupar de lo que sucede con la pelota. El apoyo de los hinchas es incondicional porque quedó reflejado en la fiesta de Florida.

-¿Los antecendentes favorables (Apertura y Clausura) se toman en cuenta de cara al cotejo frente a los franjeados?

Obviamente que no, quedan en el pasado. Nos olvidamos porque es un encuentro definitorio y se deja todo para salir campeones. Quizás nos sirve para refrescar y repasar las virtudes del rival y viceversa. Wanderers no corre con ninguna ventaja por haberse quedado con los tres puntos anteriormente, ni por haber tenido una racha positiva de siete partidos.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario