jueves, 10 de abril de 2014

Héctor Vázquez: “Aquí solo hay que entrenar y jugar, no surge ningún problema”


En Brasil se respira fútbol. No es ninguna novedad, pero investigando en tierra adentro abundan los clubes y la pasión. En uno de ellos, más precisamente en Santos Futebol Clube de Macapá, milita Héctor Vázquez. El Cabeza, exzaguero de Plaza Colonia, surgido futbolísticamente en Tacuarembó se tomó unos minutos y dialogó con Opinar.

-Arribó hace unos meses al fútbol estadual de Brasil. ¿Qué balance puede hacer de este breve pasaje?

Gracias a Dios es un balance positivo. Estoy muy contento de estar en este club y experimentar el deseo de jugar en futbol brasileño.

-¿Tuvo inconvenientes al momento de “falar” o todo va como lo tenía previsto?

No tuve problemas por que en el 99 pasé unos meses por Caxias Du Sul. Aparte Tacuarembó queda cerca de la frontera de Rivera con Livramento, entonces uno se cruzaba seguido con gente que manejaba el idioma.

-En tierras norteñas este deporte se vive con mucha intensidad, sin embargo es desconocido cuando la referencia es una institución menor. ¿Qué nos puede contar de los aficionados y de la difusión que tiene la liga?

Sí, en Uruguay conocemos más a los grandes o los que participan de copas internacionales. A las instituciones que no son de la A no es común que se las siga. Este es un equipo de la ciudad de Macapá, al norte de Brasil, y juega el Torneo Estadual, Copa Verde, Copa Do brasil y la Serie D. Brasil es gigante. Tiene muchos equipos en diferentes categorías, en muchos estados y hay miles de jugadores.

-¿El club tiene alguna relación con el afamado Santos de Pelé y Neymar o simplemente es un homenaje con el nombre?

En realidad no sabría decirte.

-¿Cómo es la convivencia a una zona muy natural como la selva amazónica?

Se siente el clima tropical, se ve mucha vegetación en las afueras de la ciudad. Desde las alturas se puede apreciar parte de la hermosa Amazónia.

-En el equipo tiene como compañero al Beto Acosta. ¿Qué significa tener como compañero a un uruguayo?

Es el ídolo del club. Para mí es un placer tenerlo en el equipo porque simplifica mucho mi estadía fuera y dentro del club ya que hace ocho años que está en este país.

-¿Cómo viene el ex Peñarol con la lesión en su brazo?

Por suerte viene recuperándose muy bien. Lamentablemente no lo tendremos dentro de las canchas por unos meses.

-¿Se va a extrañar su presencia en el campo de juego?

Sin dudas. Es un referente, pero si Dios lo permite en julio estará con toda su calidad para el campeonato.

-Desde el punto de vista de la infraestructura, etc. ¿Es un mundo nuevo para usted? Más allá que salió del país en otras oportunidades, últimamente venia jugando en la milagrosa liga de la B.

Me sorprendió gratamente. Tiene un complejo del alto nivel que está a la altura de los clubes más grandes de Brasil. El presidente es el responsable de todo y demuestra ser una persona muy recta en todo. Aquí solo hay que entrenar y jugar, no surge ningún problema. Por eso debemos aprovechar al máximo de la profesión.

-Hace unos días demostró su alegría por los resultados deportivos de Plaza Colonia y Tacuarembó. ¿Cómo los ve en el Torneo de Segunda División Profesional?

Sí, muy contento por los amigos de Plaza. Ellos me abrieron las puertas, viví lindos momentos con ellos y conocí gente buena. Tacuarembó es mi casa. Mi corazón es rojo y blanco. Ojalá que los dos asciendan. Comenzaron de la mejor forma la segunda mitad del torneo y se lo merecen porque sé del trabajo y el material humano que poseen ambos.

-¿Cómo es su situación contractual con Santos?

Tengo contrato hasta mayo.

-¿Y qué piensa hacer en un futuro? ¿Retirarse allí en el exterior o –pese a los problemas directrices- en su querida Tacuarembó?

Esperemos que me pueda retirar en donde nací futbolisticamente jugando en primera división, visitando a los grandes en el Centenario y Parque Central y llevándolos al Goyenola.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario