lunes, 7 de abril de 2014

Adrián Balboa: “El fútbol es igual en todos lados. Lo que cambian son las formas de trabajo”


De Cerrito a Panathinaikos, uno de los equipos más importantes equipos de Grecia. De esa forma sucedió la historia de Adrián Balboa. El Rocky, como se lo conoce popularmente, arribó a una institución importante del país histórico y aún sigue en proceso de adaptación.

En lo que va de la temporada no salió como titular en ningún cotejo, sin embargo es tenido en cuenta permanentemente por la reserva del club donde lleva marcados cinco goles entre 2013 y 2014.

Sus vivencias, la vida cotidiana con estrellas del fútbol Mundial, el impacto de su traspaso y varios temas más fueron los que tratamos en esta charla con el exatacante Auriverde.

-Desde que llegó a Grecia manifestó que estaba viviendo un sueño. ¿Continúa fantaseando todavía o ya se dio cuenta que era una realidad?

Sí, a lo primero fue todo distinto para mí. Era más que un sueño, pero con el tiempo me di cuenta que no todo es una fantasia y cuando las cosas se ponen complicadas no es sencillo enfrentarlas solo, y más con 20 años. De todas formas lo tomo como una inmensa experiencia de vida.

-Por ahora tuvo continuidad en el primer equipo, sin embargo participó en un par de convocatorias. ¿Qué pasó por tu cabeza cuando el entrenador te llamó para concentrar? Independientemente si jugó o no.

Tuve la suerte de ir siete partidos al banco de suplentes. Cuatro fueron por Copa Grecia y tres por la liga, todo esto a fines del año pasado. Sinceramente estaba teniendo un muy buen nivel futbolístico y traté de tomarlo con calma. Los nervios eran naturales, pero estuve de estar concentrado y pude entrar en varias oportunidades en los últimos 15 minutos.

-¿Es difícil para un futbolista que recién está dando sus primeros en el fútbol y que es extranjero ganarse la consideración del entrenador?

En lo personal es difícil porque es otro fútbol y la dinámica es otra. A unos le cuesta menos que a otros, pero en mi caso todavía sigo aprendiendo por más que lleve siete meses aquí.

-De igual forma se está moviendo en la reserva…

Sí, los fines de semana bajamos cuatro jugadores del plantel para jugar con reserva y de igual modo me sirve.

-¿Cómo es convivir con estrellas de primer nivel como Danijel Pranjic, delantero croata, y Luciano Figueroa (quien actualmente no forma parte del club)?

Es raro. Un día los ves jugando final de Champions como y tres años después estás jugando con ellos. Son esas cosas que tiene este deporte, nunca sabes con quien vas a terminar de compañero.

-¿Te ayudó en otros aspectos el argentino? Ya sea en la vida cotidiana, etc.

Sí, claro. Tengo la suerte de jugar en el mismo puesto y se dispuso a corregir mis errores adentro de la cancha. Afuera fue un fenómeno como persona, siempre intentó ayudarme.

-Muchas veces los uruguayos que emigran hacia un lugar de diferente idioma dicen que es un problema. ¿Le cuesta el griego o pudo adaptarse al lenguaje?

Me cuesta bastante. Igual tengo compañeros españoles, paraguayos y algunos más que hablan castellano. Más o menos nos ayudamos entre nosotros, pero el club nos puso un profesor de ingles y otro de griego.

-Quizás fue una sorpresa para muchos, pero se dio así. Usted pasó a jugar de un equipo de Segunda División Profesional a uno con trascendencia internacional como Panathinaikos. ¿Sintió el impacto?

Al principio capaz que sí, pero me di cuenta que el fútbol es igual en todos lados. Lo que cambian son las formas de trabajo.

-¿Qué fue lo que más le sorprendió al momento de llegar?

Futbolísticamente, los entrenamientos.

-¿Y en otros aspectos?

En ese caso no hubo ninguna sorpresa.

-La realidad del fútbol uruguayo –desde el punto de vista económico y dirigencial- no es la mejor en este momento. ¿Cómo vive a la distancia todo lo que sucede con los clubes y la Asociación Uruguaya de Fútbol?

No me gusta verlo mal. Se que todo es difícil. Imaginate que vengo de Cerrito, donde no teníamos nada..

-Ahora parece haber cambiado la cosa. ¿Lo ha podido seguir en este tiempo?

Lo sigo siempre. Es una institución que le tengo mucha admiración y cariño y espero que les vaya bien.

-¿Este es el año o habrá que esperar un tiempito más para verlo en primera?

Espero que sea este. Se armó bien, la fe está intacta, pero la B es muy dura, las canchas no ayudan para nada.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario