viernes, 28 de febrero de 2014

Oscar Curutchet: “No debemos descuidar que recién es la quinta fecha en un torneo de quince etapas”


Danubio presentó, en la previa de su 82 aniversario, la indumentaria 2014. La nueva camiseta será estrenada el próximo sábado ante Peñarol en Jardines del Hipódromo. Opinar palpita la previa del encuentro con la palabra de Oscar Curutchet, presidente de la institución, y varios de los futbolistas del primer equipo.

-Un gran regalo por adelantado para los hinchas, antes de iniciar la fiesta en su estadio…

Así es. También en un momento particular porque nos encuentra primeros en la Tabla Anual y con la reciente obtención del Torneo Apertura. Es un encuentro importante porque recibimos en nuestra casa a los Aurinegros, y para la hinchada son los partidos más lindos. No debemos descuidar que recién es la quinta fecha en un torneo de quince etapas, más allá de que venimos haciendo las cosas muy bien.

-Luego de algunas turbulencias de diversa índole en los últimos años, y a su vez, de vivir, últimamente, algunas discrepancias con los hinchas en cuanto a su mandato, ¿cómo vive este gran presente institucional?

Primero que nada hay que indicar que Danubio es realmente una empresa insostenible, desde el punto de vista económico. Eso determina que por absoluto desconocimiento de los parciales y socios, interpreten que hay cosas que pueden cambiar. El aporte generado por los ingresos genuinos no llega ni a cubrir un mes de presupuesto anual. A veces no se pueden entender cómo los distintos avatares que sufren las instituciones sean vistos con una posición negativa cuando se intenta hacer todo lo mejor posible.

-Si bien están preparados para albergar un espectáculo muy importante, ¿ya quedó solucionado el inconveniente del muro ubicado en la tribuna de la palmera?

No era algo difícil de reparar. En todo caso hay que hacer algunas modificaciones estructurales para el futuro, y están previstos en un plan de trabajo. Sabíamos que no iba a generar ninguna dificultad para que no se llevara adelante el juego del sábado, e incluso otros. Este en particular genera la presencia de más espectadores.

-¿Cómo tomó las declaraciones del Ec. Eduardo Ache en una radio colega sobre la molestia expresada por su institución en cuanto a la visita al Parque Central?

Con tranquilidad. En ese momento esbocé una sonrisa porque Danubio le brinda a cualquier parcialidad que va a Jardines las garantías de que va a ver el espectáculo de la mejor forma. En primer lugar porque ofrecemos tribunas con alta calidad de visualización y en segundo porque ninguna hinchada se merece estar en el lugar que toca en el Parque Central. En su momento solicitamos toda la tribuna, colocando los pulmones correspondientes. Está clarísimo que cada vez que lo visita cada institución, no solo no hay seguridad, sino que además no se observa el encuentro de manera adecuada, con lo cual vemos que algún error tiene el estadio. Es notorio, no lo digo yo. Cualquier persona que se ubique allí –invito a cualquier hincha de Nacional- se va a encontrar con todo lo que mencioné anteriormente.

-Según comentó Eduardo Flores, encargado de prensa del club, la institución es una de las dos que en toda la historia del fútbol uruguayo, fueron campeonas sin jugar finales. ¿Es una motivación extra, una presión? Teniendo en cuenta que son claros favoritos a quedarse con el título.

 Por el momento te da tranquilidad el hecho de saber que fuimos campeones de un torneo corto, y estamos en la definición del campeonato. Tiene la jerarquía en sus jugadores y el cuerpo técnico como para volver a concretar lo que se obtuvo hace unos meses atrás. Esta vez tenemos mayores posibilidades, pero esta es una liga muy pareja, hay equipo muy difíciles, tenemos que ir a todas las canchas –no es fácil jugar en algunas-, hay inequidades notorias. Más allá de eso, estamos preparados para sortear los obstáculos que se nos plantean, los cuales son muchos. En algún momento del partido ante los tricolores tuvimos que hacer tres goles para que se convaliden dos, o tal vez debieron expulsar a un jugador contrario. Son demasiados los problemas que tienen los cuadros que no son Peñarol y Nacional para ser campeones. Creanme que cada vez son más, por lo tanto se va a tornar cada vez más duro ser primeros, pero hoy en día estamos viviendo posibilidades reales de concretarlo.

Más repercusiones



Camilo Mayada

Tras ausentarse una semana por estar suspendido, el volante regresará al once titular de Leonardo Ramos. “Fueron unos días complicados, me tocó ver un partido importante desde afuera, hacía bastante que no me perdía una fecha, pero tenemos la suerte de volver mañana en un gran encuentro”.

Sobre Peñarol, el rival de turno, comentó: “Vive un presente complicado, aunque siempre trata de buscar la rebeldía de mejorar en cualquier momento y tenemos que estar preparados. Es un plantel con un gran entrenador y jugadores de mucha jerarquía”.

Recién van cuatro fechas, sin embargo la ilusión de obtener el campeonato está latente. “Fuimos de menos a más en el torneo. Nos enfrentamos a muchos rivales directos y es una prueba interesante. Ya pasamos dos, y creo que sería muy lindo quedarnos con los tres puntos el sábado y transformarnos, seriamente, en candidatos”.

Emiliano Velázquez

“Ellos van a buscar el triunfo, nosotros queremos que se quede en casa. Estamos tranquilos, con mucha confianza en el plantel y tenemos muy claro que es un partido para salir a buscarlo y no quedarse atrás”, indicó el Indio acerca del cotejo venidero ante los Mirasoles.

Jadson Viera

Uno de los referentes franjeados, elogió el diseño de la nueva camiseta. “Es muy linda. La marca es importante, el diseño es precioso, es el cumpleaños del club y vivimos un gran momento. Se dieron muchísimas cosas, así que debemos disfrutarlo hasta que se pueda con mucha tranquilidad”.

El zaguero brasileño aún no está en condiciones de ingresar al campo de juego y se pierde el encuentro ante los carboneros. “Ayer lo hablamos con el entrenador. No llego a estar en un 100 porciento, y creo que el partido merece que esté en esas condiciones. No puedo regalar el trabajo de una semana, por el capricho de estar presente, y llegar a agravar un poco más la situación. Si el equipo estuviese mal, de repente uno comete alguna locura, pero el grupo se siente muy bien”.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario