lunes, 24 de febrero de 2014

Vonder Putten: “La ilusión de volver a vestir a la Celeste siempre está”


Muchos quizás se preguntarán, ¿qué será de la vida de Gerardo Vonder Putten? Aquel volante surgido en Danubio que fue mundialista con la selección uruguaya sub 20 con la generación de varios cracks como Edinson Cavani y Luis Suárez.

Opinar charló con el exvolante Franjeado y nos comentó su presente en el fútbol de Perú y también de varias experiencias vividas en su carrera.

¿Cómo habrá pasado su estadía en Serbia y Bélgica? ¿Qué concepto mantiene del equipo de Maroñas? Ese que lo vio nacer a mediados del 2006, principios del 2007 en el fútbol de primera división, y que en 2008 lo hizo alejar por no renovar su contrato. Conocerá la respuesta en la siguiente entrevista a Vonder Putten.

-¿Qué es Danubio en su vida?

A pesar de que mi salida no fue la mejor, siento que es mi casa. Ahí aprendí y crecí mucho, no solo como jugador sino también como persona. Tengo grandes recuerdos y varios amigos en la institución. Siempre esta en mi la ilusión de poder volver, no ahora pero en el futuro me encantaría. Dios quiera que se pueda dar la oportunidad.

-¿Siguió la temporada del campeonato desde lejos?

Claro que sí. Siempre estoy pendiente de lo que pasa en el fútbol uruguayo y sobre todo con Danubio. Mi señora y yo somos muy hinchas. A veces por razones de viaje no puedo mirar el partido pero ella me va actualizando el resultado, o justo me toca jugar apenas llego se que tengo el informe (risas). Pero en lo posible trato de ver todos los partidos.

-Usted es uno de los productos genuinos de la cantera franjeada. ¿Qué nos puede contar del proyecto y la apuesta del mismo?

Como ya todos sabemos es unas de las mejores instituciones a nivel de inferiores, y eso se ve reflejado todos los fines de semana. Sobre todo con los jugadores que militan en el exterior. No solo forma futbolistas si no también grandes personas. En ninguno de los equipos que estuve fuera del Uruguay se trabaja tan bien como allí.

-Fue de los pocos que compartió plantel con Edinson Cavani –quien era su compañero de equipo- y Luis Suárez en la selección juvenil de 2007. ¿Desde ahí ya pintaban como cracks?

A Edinson lo ví en su primera práctica de fútbol, cuando fue a probarse en el club. Ahi ya descubrimos que tenia grandes condiciones. A Luis lo conocí cuando pasé por las inferiores de Nacional. Se le notaba desde chico la facilidad que tiene para hacer goles. En realidad siendo muy jóvenes ya se palpitaba que iban a vivir una gran carrera, lo demostraron en el mundial de Canadá, y –al día de hoy- lo siguen demostrando. Para mi fue un placer compartir un plantel con ellos como con todos los compañeros que tuve en la selección.

-¿Mantiene el contacto con los futbolistas que formaron parte de esa generación?

Sí, a pesar de que los caminos fueron distintos y la distancia no ayuda, trato de mantener el contacto con la mayoría. Con algunos más, con otros menos, pero siempre algún mensaje o alguna llamada hay.

-Viendo que últimamente las juveniles llegan a las instancias finales de los Mundiales, ¿considera un fracaso lo de ese año teniendo en cuenta que había grandes jugadores?

Primero que nada estoy muy orgulloso de las campañas que están haciendo y como se esta trabajando tanto las juveniles como la selección mayor. Es bueno que haya seguido un proyecto que, evidentemente, esta dando buenos frutos. Con respecto a tu pregunta, pienso que teníamos equipo para pelear el mundial, pero no lo tomo como un fracaso. No nos fue como teníamos pensado pero este deporte es así, se gana y se pierde. En ese momento el país que nos dejo eliminado hizo mejor las cosas.

-¿Le llamó la atención no ser convocado a la selección mayor habiendo participado en todo el proceso o es algo que asumió ya que las oportunidades son mínimas?

Al mundial del 2007 fui con una lesión en el pubis, que casi me cuesta ida al mundial. Tuve que acudir mucho a la infiltración para poder estar. Al término de ese campeonato tuve que parar mucho tiempo, y eso me jugó mucho en contra. No solo en lo físico, si no también en lo mental, porque venia de un gran momento, de estar en todos los procesos de selección. Pasaba más tiempo en el Complejo Celeste que en mi club. Fue un golpe duro para mi no poder seguir en ese camino. Recién cuando llegué a Belgica empecé a recuperar mi nivel, a tener más continuidad y confianza, algo fundamental. Desde que estoy en Perú me esta yendo muy bien, estoy jugando lo que pretendo. La ilusión de volver a vestir a la Celeste siempre está, trabajo duro día a día. Disfruto cada entrenamiento, dando lo mejor de mi, no solo por el club que defiendo ahora sino también pensando en esa posibilidad. La esperanza siempre está.

-Si bien es volante, llega constantemente al área y convierte tantos. ¿Es una característica que lleva consigo desde el inicio de su carrera o lo fue perfeccionando a lo largo de ella?

Siempre me destaqué un poco más por habilitar a mis compañeros, y que ellos hagan los goles. Pero los entrenadores, desde las juveniles, me piden que llegue constantemente al área y es algo que me quedó grabado.

-Hace unas temporadas arribó al fútbol peruano y se sumó a la lista de varios uruguayos que juegan allí. ¿Qué es lo que le seduce a los futbolistas de aquí? ¿Lo económico, lo deportivo?

Ambas cosas. El fútbol peruano ha crecido mucho en estos últimos años, tiene muy buenos jugadores que se destacan a nivel mundial. Es una liga muy competitiva y dificil, no solo por los equipos. Te puede tocar jugar en la altura, en canchas sintéticas, en lugares con mucho calor, en el medio hay viajes largos, y eso lo hace mas complicado.

-Actualmente defiende a Los Caimanes, un equipo que recién está surgiendo en el profesionalismo. ¿Qué nos puede decir del equipo de Chiclayo?

Es un equipo nuevo en primera division y está apostando en grande. Trabajan muy bien en forma seria y comprometida. Tuve varias propuestas de equipos de acá, pero me sedujo ésta porque es un desafío venir a un equipo que esta haciendo sus primeras armas a nivel profesional. Por lo que he visto en las prácticas y en estos primeros partidos, si seguimos trabajando con humildad y fe, el equipo puede luchar por grandes cosas.

-¿Se le puede ganar a los equipos importantes del país o es casi inaccesible?

En realidad no. Justo ayer (domingo) le ganamos a la Universitario, el último campeón, haciendo un buen partido. Está claro que los equipos llamados grandes son fuertes, pero como te decía en la pregunta anterior con el tema de los viajes, las canchas, y la altura, cualquiera puede ganar. En nuestro caso nos preparamos para salir a ganar todos los partidos contra el rival que sea.

-Este fin de semana se lesionó, ¿qué fue lo que le sucedió?

Tremenda bronca por que todavía no he podido entrenar mucho con el equipo, En la pretemporada me hice una fisura en un dedo del pie, volví para el primer partido del campeonato y jugué un rato para agarrar ritmo. Ayer entre mas tiempo y en la primer jugada, esguince. Fue por la cancha, nos tocó una de césped sintético que no esta nada bien, quise frenar y se me quedó el pie.

-¿Se arrepiente de haber fichado en algún equipo en su trayectoria?

De lo único que me arrepiento es de como se dio mi salida de Danubio. Después de los equipos que he estado no me arrepiento porque son experiencias que a uno lo ayudan a crecer como jugador. Me llevo lo mejor de todos los lugares donde estuve y lo malo sirve para corregir.

-Jugó en dos países que le dieron al fútbol muy buenos jugadores, pero que no pudo lograr un salto. ¿Qué le dejó la experiencia en Serbia y Bélgica?

Han crecido mucho en sus selecciones. A nivel institucional compiten a la par de cualquier equipo importante de Europa. En Serbia tuve mi primera experiencia fuera de mi pais. Me costó mucho adaptarme a las costumbres y el idioma es muy distinto. En Bélgica ya estaba más maduro, había pasado por otros lugares en el Mundo y lo disfrute mucho mas. Se que siempre voy a tener las puertas abiertas. También, otra cosa importante, es que no estaba solo, compartí con dos uruguayos más en el mismo equipo y eso ayudo a un conocimiento en conjunto más rápido. Cuando ellos se fueron más o menos sabia el idioma y se me hizo mas fácil.

-Hace aproximadamente seis años que no juega en Uruguay. ¿Se extraña el paisito?

Sí, se extraña la familia, los amigos, los asados y las caminatas por la rambla tomando unos mates. De todas maneras siempre que tenemos un tiempito volvemos al país.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario