domingo, 9 de febrero de 2014

Javier Chevantón: “Hay que seguir sumando, de a uno o de a tres, eso es lo fundamental”


Liverpool dejó escapar tres unidades fundamentales. El negriazul empató 2 a 2 como local ante Wanderers y perdió los primeros puntos en su escenario. Dentro de lo malo, se rescata algo positivo. Javier Ernesto Chevantón regresó al fútbol uruguayo, luego de aproximadamente 13 años, y lo hizo con gol.

Luego del encuentro, el Lacazino se tomó unos instantes y dialogó mano a mano con Opinar sobre su debut en el Estadio Belvedere y también de lo que viene tanto para él como para su equipo: la visita a Danubio –su ex equipo- en Jardines del Hipódromo.

-¿Sensaciones encontradas? Más allá que fue en el final el tanto de la igualdad, pudo convertir y eso es lo importante.

Por más que nos empataron sobre el final creo que es justo el resultado. Ellos jugaron bien, nosotros tuvimos varias chances, pero no pudimos concretarlas. Esperemos trabajar en estos para no repetirlas en la próxima fecha.

-Es una pregunta muy común en estos caso, pero nunca está demás. ¿La razón de la sustitución fue exclusivamente por un tema de cansancio en el físico?

Sí, porque hacía un tiempo que no jugaba de titular y venía con poco ritmo.

-Su rendimiento fue distinto durante el primer y el segundo tiempo. ¿Cómo lo analiza?

Hacía mucho calor y traté de no desgastarme rápidamente para aguantar la mayor cantidad de minutos posibles.

-¿Este punto cuenta para la tabla anual, la del Torneo Clausura o sirve para las dos?

Fue un punto muy importante porque Wanderers juega muy bien al fútbol, es un gran equipo. Hay que seguir sumando, de a uno o de a tres, eso es lo fundamental.

-El próximo rival es Danubio. ¿Es una semana especial, distinta?

No. Seguiré entrenando normalmente, como lo hago siempre y el domingo veremos que pasa.

-¿Si llega a convertirle un gol al Franjeado lo gritaría?

Imposible, no lo gritaría nunca. Si puedo hacer uno o dos goles los hago, pero nada más.

Más repercusiones



Paulo Pezzolano

“Una lástima como se nos fue de las manos este partido. Ellos jugaron bien, pero a lo último las pelotas quietas nos mataron. Dieron seis minutos de descuento, me pareció mucho, pero no lo pudimos soportar”, indicó el Papa con cierta sensación de bronca.

Por más que fue uno de los futbolistas más destacados del elenco de Belvedere, y a su vez cosecharon una unidad, se retiró con un sabor amargo. “Nosotros en casa tenemos que ganar contra el que sea. Y más por como se dio el partido, íbamos ganando 2 a 0, perdimos dos puntos. Ahora hay que levantar la cabeza y meterle, porque se viene un rival difícil”.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario