domingo, 16 de febrero de 2014

Nicolás Raguso: “En 10 o 15 días voy a volver”


Peñarol sigue sufriendo el tema de las lesiones. Durante el fin de semana se conoció la baja de Nicolás Raguso, quien sintió una dolencia muscular. El lateral izquierdo entrenará diferenciado un par de semanas y se perderá el primer encuentro de los aurinegros en Montevideo por Copa Libertadores y un par de partidos por el torneo local.

Opinar dialogó mano a mano con el defensor surgido en la cantera aurinegra y nos dejó sus impresiones sobre el comienzo de año Mirasol y sobre otros temas interesantes de la rutina carbonera.

-¿Cómo se siente de la dolencia que sintió en las últimas horas?

Bien de bien. Parece que es un pequeño desgarro, pero en 10 o 15 días voy a volver. Uno tiene que estar bien de cabeza porque el físico va a responder solo.

-¿El problema surgió debido a una molestia que arrastró o se dio de manera sorpresiva?

Se dio un par de días después del partido en Venezuela, en el cual no estuve. Una lesión siempre genera sorpresa porque nunca se está preparado. Si sucede por algo es, por eso uno tiene que prepararse de la mejor manera para volver y dar lo mejor.

-¿La pretemporada les pasó factura? Teniendo en cuenta que a los pocos días de finalizar los trabajos físicos, jugaron partidos muy importantes…

Sí, nosotros volvimos a practicar y al poco tiempo tuvimos los clásicos de verano y amistosos internacionales, a los cuales no estamos preparados mentalmente para afrontarlos y rendir en 90 minutos. Pero así es son las reglas del juego y en las vacaciones debemos trabajar nuestro cuerpo porque en el regreso la exigencia es mayor.

-En estos primeros partidos no fue tenido en cuenta por Fossati. ¿Es algo que le preocupa o sabe que mejorando y dejando una buena impresión puede ganarse un lugar?

Cuando llegó el entrenador, me dijo que respeta a la trayectoria del jugador. Al lado de los que están tengo muy poca experiencia, por eso tengo que luchar por la oportunidad que seguro va a venir ya que me preparo 100 porciento todos los días.

-¿Se siente cómodo jugando en una línea de tres (cumpliendo la función de lateral-volante)?

Me encanta porque lo que me hace fuerte es el ida y vuelta. Poder llegar a definir por afuera, sin que nadie salga al cruce y tener más la pelota, es parte de lo que hice en los partidos del debut en primera. Pero eso se verá cuando tenga mi lugar en el equipo.

-¿Pudo aprovechar la incorporación de Pablo Lima para adquirir algún tipo de conocimiento?

Sí obvio. No solo con Pablo, sino con varios jugadores que vivieron todo lo que no viví. Por ejemplo una lesión muscular nunca había tenido, y al principio se siente el miedo, pero con el correr de las horas y el apoyo de los compañeros uno se tranquiliza.

-¿Qué le genera cuando siente que Peñarol es un equipo de veteranos? ¿No cree que una oportunidad para usted no vendría nada mal?

Y sí, uno lucha en todas las prácticas. En una institución tan importante como esta las chances son mínimas y hay que aprovecharlas. El hincha tiene que estar tranquilo. Se han ganado campeonatos, clásicos y otras cosas con gente de mucha experiencia y con pocos juveniles. A veces la gente –cuando las cosas van mal- busca un pretexto para volcarle una responsabilidad al técnico y a los futbolistas. Eso se va yendo en el correr de los partidos. Con Jorge venimos en una racha positiva, le ganamos a River, que es un equipo que traía un buen antecedente, empatamos con Defensor que no está en el mejor momento pero tampoco es el peor y después igualamos en Venezuela –considerado algo positivo porque fue de visitante en una Copa Libertadores-.

-El plantel está en una etapa de transición. ¿Se lo puede tomar en cuenta al club para pelear el título del Clausura?

Uno nunca sabe lo que puede pasar en el fútbol. También podemos quedar afuera o salir campeones de América, que es el sueño de todos. Eso lo sabremos una vez que pasen los días, tengamos una alineación y un estilo claro, recién estamos hace dos semanas con el cuerpo técnico. La confianza y el vestuario en sí está muy tranquilo para sacar todo hacia delante.

-Mirando los grupos de los equipos uruguayos en la Copa Libertadores, ¿Peñarol fue el más beneficiado?

No. No hay que subestimar a nadie. Antes de empezar el partido con Anzoategui, en la televisión decían que eran inexperientes, esto y lo otro. Y una vez que tomaron fuerza no quedaron en un segundo plano. A los cuadros humildes, que nunca le dan la importancia que se les tiene que dar, terminan siendo protagonistas.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario