miércoles, 22 de enero de 2014

Martín Tejera: “Sabía que con el regreso de Gustavo Munúa se iba a complicar, pero nunca imaginé que me dejarían libre”


Martín Tejera es el nuevo arquero de Boston River de cara a la segunda rueda del campeonato de Segunda División Profesional. El guardameta defenderá a la institución de barrio Bolivar tras quedar libre de Nacional.

Su salida del conjunto tricolor generó mucha repercusión. A través de un llamado telefónico llegó a la información que tras 10 años en las divisiones formativas de la institución no pertenecía más a la escuadra de La Blanqueada.

Tras la rescisión varios clubes se interesaron en contar con él pero finalmente terminó vinculándose al verdirrojo. Al finalizar uno de sus primeros entrenamientos charlamos con él, y nos decía lo siguiente…

-Llegó la tan ansiada chance en primera…

Exactamente, estoy muy contento de estar en un lugar donde hay mucha expectativa por subir. Eso está bueno y sirve para agarrar ese fogueo de jugar a primer nivel.

-¿A partir de ahora comienza realmente su carrera o considera a Nacional como primera oportunidad?

Fueron 10 años donde aprendí mucho en la parte técnica, te forman y te hacen golero. Este es el comienzo de lo que es la carrera por el hecho de que vamos a jugar por puntos importantes.

-No le voy a consultar si fue complicado porque es algo obvio, pero, ¿fue difícil no armar el bolso pensando que vas a entrenar en Los Céspedes? Más teniendo en cuenta la cantidad de años que compartiste dentro de los tricolores.

Sí, fue duro sobre todo porque era hincha. Tenía mucha ilusión de debutar allí. La despedida fue con una llamada telefónica, después de mucho tiempo y dedicar esfuerzo. No hay mal que por bien no venga, y sobretodo esta posibilidad de hacer un tiempo de fútbol me hacen sentir muy satisfecho porque uno entrena para jugar y allá no lo estaba haciendo.

-¿Quedó tan mal la cosa con la institución o te llevaste algo positivo?

Lo que es el grupo y funcionarios son de una calidez excelente. Fue una disyuntiva con cierta parte de la dirigencia –que decidieron dejarme de lado- pero me llevo muchas cosas buenas y, porque no, la ilusión de volver.

-¿Sintió que la decisión estaba por caer sabiendo que Gustavo Munúa estaba por regresar?

La verdad que no. Me sentía con buen rendimiento, saliendo campeón dos años en tercera y en casi todas las juveniles. Pensé que los goleros que ya tenían mayor edad iban a dar un paso al costado e iba a tener la chance de acercarme más a la titularidad. Sabía que con el regreso de Gustavo Munúa se iba a complicar, pero nunca imaginé que me dejarían libre tan repentina. Siempre tuve la idea de ir a préstamo y volver a los seis meses con otro nombre.

-Volviendo a tu presente. Pude notar que tus nuevos compañeros te recibieron muy bien y hay un lindo ambiente.

El buen ambiente y el grupo humilde hace muy fácil la entrada.

-¿Ya le plantearon las metas de cara a lo más importante del campeonato en la B?

La meta es el ascenso directo. A la hora de entrenar muy fuerte es muy bueno porque incentiva mucho y da esperanza.

-¿Qué espera de la oportunidad en esta divisional?

Mucho fogueo y roce. Me han hablado que es una categoría muy dura. Todo se define por detalles y está todo muy parejo, algo que se ve en la tabla. Hay que realmente estar muy bien para estar a la altura de las circunstancias, y a su vez es un desafío individual muy interesante.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario