martes, 14 de enero de 2014

Nicolás Olivera: “Las lesiones siempre me respetaron pero el año pasado me tocaron todas juntas”


Nicolás Olivera jugará otro año más en el fútbol uruguayo y lo hará, como de costumbre defendiendo a Defensor Sporting. En épocas donde los llamados ídolos son mirados bajo la lupa por declaraciones y pactos firmados de por vida con determinada institución el hincha violeta se ve halagado porque en 2014 vivirá su noveno año dentro del Estadio Franzini.

El mediocampista tenía ofertas importantes desde el exterior pero decidió continuar defendiendo al club de sus amores. El Nico estará acompañado de otros futbolistas experientes que arribaron a la Viola para cambiar la pisada del último torneo Apertura que alejó de los puestos de vanguardia al equipo de Punta Carretas.

Su pasado celeste, su presente como hincha y con la casaca del Tuerto fueron los temas de conversación con Olivera. Compartimos un lindo mano a mano de fútbol con el balón de oro de la recordada gesta del Mundial juvenil disputado en Malaysia 1997.

-¿Cómo se viene sintiendo en esta nueva pretemporada?

Bien. Creo que era necesario tener buenos trabajos debido a las exigencias que vamos a tener en el torneo local y la Copa Libertadores así que siempre es positivo buscar una base física óptima para después rendir al 100 porciento. Es una cuestión de sufrimiento ahora pero luego se tratará de llevar de la mejor forma sabiendo que el último campeonato no fue bueno.

-Llegaron incorporaciones de un alto nivel y mucho recorrido a nivel internacional. ¿Notó un cambio de aire entre el último torneo, donde no tuvieron un buen papel, y este que comenzará en poco menos de un mes?

Sí, siempre cuando se cambia el entrenador las aspiraciones y la motivación están por sobre todas las cosas. En definitiva todo se hace para mejorar, y más ahora que hay nuevos compañeros. Se están armando bien las cosas, estamos un poco más acoplados a la idea del técnico, más allá que solo tuvimos tres partidos ya tenemos la filosofía que quiere el nuevo equipo de trabajo.

-Sabiendo que el 2013 vivió en gran parte de la temporada entre algodones por molestias físicas y lesiones. ¿El 2014 lo toma como una revancha en cuanto a ese tema?

Más que nada quiero seguir rindiéndole a Defensor, y continuar aportando mi fútbol. Las lesiones siempre me respetaron pero el año pasado me tocaron todas juntas y son cuestiones de fútbol. A veces te pasan, otras no y a mi me sucedieron bastante seguido, pero siempre miré hacia adelante, con mente positiva. Es una linda etapa y un buen momento para revertir la situación del semestre pasado. Estamos con muchas ganas.

-Un tema que surgió en las últimas semanas es el tema de ídolos y clubes. Usted le brindó una nueva alegría a los hinchas violetas ya que renovó su contrato con el club y jugará otro año más, como lo hizo siempre, en Defensor Sporting…

La institución hizo un esfuerzo importante para retenerme, sabiendo que había algunas propuestas para el exterior. Han decidido firmar un año más de contrato y yo feliz de la vida por estar en mi casa y de alguna forma poder retirarme en Defensor. Es lindo saber que la gente me sigue apreciando más allá del vínculo que hay entre ellos y mí, hay algo muy especial.

-No puedo dejar pasar algo que acaba de mencionar. ¿Está pensando en el retiro de la actividad profesional?

Uno nunca sabe. El hecho de ponerse metas y pensar cuándo uno puede dejar al fútbol, a mi entender es muy relativo. Pasan muchas cosas en muy poco tiempo y uno tiene que tomar decisiones rápidas para el beneficio propio y de la institución. Por ahora estoy bien físicamente, siempre con las mismas ganas y seguiré un tiempito más. Tampoco alargando las cosas porque el físico pasa factura independientemente de que pueda estar bien, sin embargo hay que darle paso a los jóvenes.

-En todos los ínícios de año el plantel se prepara para afrontar la doble competencia. ¿Cómo analiza la actividad internacional en la Libertadores? Teniendo en cuenta que es un grupo complicado.

Difícil. Hay un equipo brasileño y siempre juegan bien. Nosotros tenemos un buen plantel para enfrentar a grandes rivales, y como hablamos anteriormente hay jugadores de jerarquía, calidad y rodaje internacional. Saben la clase de partidos que tenemos para enfrentar, la Copa es un torneo aparte.

-En cuanto al torneo local, imagino que el objetivo es llegar a lo más alto. Si llegan a ser campeones se puede dar por primera vez una final entre dos equipos denominados menores. ¿Le gustaría que sucediera?

Estaría bueno por el fútbol uruguayo. Sabiendo las dificultades que tenemos muchos equipos en el hecho de ir a jugar a todas las canchas, creo que el premio de salir campeón es muy meritorio. Nosotros tenemos el ansia de llegar a lo más alto y esperemos que se dé una final con Danubio.

-Dejando de lado su presente. Quiero ingresar en un terreno que usted conoce bien, la selección uruguaya. ¿Cómo vive, siendo espectador, estos meses previos al Mundial de Brasil?

Muy ilusionado, muy ansioso y contento de que Uruguay esté nuevamente en una Copa del Mundo. Hay que darle valor a todo el trabajo que se ha hecho, dado por la confianza que están viviendo muchos jugadores. Creo que los muchachos van a hacer un gran papel –esperemos que sea mucho mejor que lo hecho en Sudáfrica-, y puede haber una sorpresa.

-¿Hay equipo para vivir otro Maracanazo?

Seguramente. Hay futbolistas viviendo un buen presente, jugando al máximo nivel. Jugar un Mundial en Brasil es como jugar en casa.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario