viernes, 17 de enero de 2014

Jorge Burruchaga: “El fútbol argentino es muy competitivo, difícil y muy traumático”


Jorge Burruchaga, director de Atlético de Rafaela, arribó al Uruguay a la espera del comienzo de la Copa Antel, cuadrangular amistoso que se disputará en el Estadio Centenario. En su primer día en nuestro país observó como sus dirigidos igualaron 1 a 1 con Liverpool en el Estadio Belvedere. Al finalizar dicho encuentro dialogamos con él.

El exdelantero e ídolo de Independiente y campeón del Mundo con Argentina en 1986 charló con nosotros sobre su presente en el equipo santafesino, del plantel que dirige y las semejanzas o diferencias que tienen los países rioplatenses futbolísticamente hablando.

Boca y River no figuran en los puestos de vanguardia, Independiente está en la B, Racing nunca trasciende, ¿Atlético de Rafaela puede dar el batacazo siendo el campeón? ¿Qué habrá dicho Burru? Enterate en la siguiente entrevista.
                         
-Si bien tienen un compromiso de disputar un torneo de verano, ¿por qué eligieron a Uruguay para hacer la pretemporada?

Por la invitación principalmente. Nos volvieron a llamar por segunda vez consecutiva y la idea fue hacer un esfuerzo y estar unos días acá por el clima, que ayuda y mucho. A su vez en este tiempo que tenemos hicimos –hoy- un amistoso con Liverpool, a quien agradecemos, vamos a jugar con River el 23. Está bueno cambiar de aire un poco, porque no siempre hay que estar en el mismo lugar.

-Le quiero hacer dos preguntas que van de la mano. ¿Cómo encontró a sus jugadores en el primer amistoso de su equipo y a su vez, qué le pareció el rendimiento de los uruguayos (ya que jugaron todos entre los titulares)?

Bien. O sea, como todo, estamos tratando de ponernos a punto. Falta un mes para el inicio del torneo, recién tuvimos nuestro primer encuentro de una hora. Lo importante es que vayamos sumando minutos de fútbol que cada uno vaya encontrando su forma. Nos vino bien esta primera práctica.

En cuanto a los uruguayos, los cuatro han jugado la mayoría de los partidos. Rindieron muy bien, aportaron mucho –no solo como futbolistas, sino como personas que es lo que uno busca-, así que estamos muy conformes.

-¿Se notan algunas diferencias futbolísticas cuando enfrentan a un rival de este país?

No sé si hay diferencias. Hay que verlo en un campeonato, hoy estamos en la etapa de preparación. Es difícil decir si encontramos cosas diferentes. Si bien uno ve este deporte hay que estar en el día a día, pero indudablemente el fútbol argentino es muy competitivo, difícil y muy traumático. El uruguayo quizás también pero en menor medida.

-Rafaela en el último campeonato terminó a cuatro puntos del campeón San Lorenzo. Evidentemente se hizo una buena campaña. ¿Para qué está la institución en el torneo del 2014?

Para este semestre el objetivo sigue siendo el mismo. Tratar de sumar lo más rápido posible los puntos que nos permitan mantenernos en primera –como lo principal-, sacamos 29 anteriormente y pienso que con 18 o 20 estaríamos bien. La idea es llegar a 50 para estar tranquilos. Si se consigue esto, después vemos. Tenemos un grupo de jugadores que es consciente de lo que queremos, sabe de la ayuda que necesitamos para lograr hacer un buen campeonato que es particular en todos lados porque es de tres meses. Tendremos muchas fechas seguidas así que va a ser difícil.

-El mal momento de los equipos grandes, el nivel discutido del fútbol argentino y los jugadores de trayectoria que dirige en la institución, ¿son puntos a tener en cuenta y, porque no, permitirse soñar con un título de Atlético?

Sí, en Argentina y acá pasó. Danubio creo que ganó en la última fecha. Ahora está la discusión del fútbol, ¿para dónde se emparejó? ¿Para arriba o para abajo? Yo digo que hay un poco de las dos cosas. Los que están en vanguardia no hacen tanto la diferencia, los que pelean han mejorado. Aquellos equipos que hacen bien las cosas institucionalmente y deportivamente pueden competir de igual a igual que hace diez o quince años atrás. Creo que en Sudamérica se ha equiparado bastante la cosa y más cuando se logra conjugar un buen grupo, de buenos profesionales y también de buena gente. En estos tiempos donde los buenos jugadores no permanecen en los clubes es difícil armonizar todo a un ritmo intenso. Acá lo pudimos hacer, pero en los equipos grandes la presión y la locura es distinta.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario